sábado, 23 de febrero de 2008

Mi búho


Ayer, indudablemente, batimos el record. La casa entera emanaba vapores y no me sorprendería que todo el barrio terminara viendo elefantes rosas. El colocón fue monumental. Participaron los habituales, es decir, Novato, el Chiqui, Canijo y Bobo (creo que no os había hablado de Bobo todavía. Me temo que aún le estamos ubicando). El Ermitaño llevaba siglos durmiendo, igual que Mudito y Senegal. Cherokee veía la tele. Al menos tuvo la decencia de colocarse fuera de casa y llegar lo bastante sereno como para tener una interesante conversación con el Rubio. Ahora se lamenta, la criatura, de que las educadoras pasamos de él y le acusamos de ser un chulo. Es que lo eres, corazón mío. Chulo, misógino y racista. Una joya. Hablas a las mujeres como si fuéramos basura, nos escupes órdenes creyéndote el rey de la casa, no pides: exiges, nos miras de arriba abajo con cara de desprecio absoluto y la mayoría de las veces ni siquiera nos hablas directamente, sino que buscas a los educadores varones para espetarles: "tú, dile a esa que me obedezca". Como bien te indica el Rubio, colega, no sé cómo funcionará en tu pueblo, pero aquí las tías no están por debajo. Puede que te parezca insólito que seamos iguales, y mucho más aún que una mujer sea la jefa (por encima incluso de los educadores marroquíes), pero sí, campeón, las cosas en tu nueva tierra son así. Como dice Boabdil: "si no te gusta, vuelve a Tánger". Lo que consigues con esa actitud, obvio, es que ninguna educadora quiera pararse ni dos minutos en la misma habitación en la que estés. Ofendes hasta cuando no hablas. Pero está en tu mano cambiar eso, si te da la gana. Ahora bien, lo que no me cabe en la cabeza es que hayas tenido las benditas narices de insultar a Senegal. Qué suerte tienes de que el chaval sea imperturbable, porque como un día se cruce y te sople habrá que barrer mucho para juntar todos tus dientes. Yo me lo pensaría dos veces, la verdad.

Pero a lo que vamos. Ninguna sopresa por la participación de los gurús del disolvente. Incluso parece normal que Fritz estuviera presente como mero testigo. Acaba de llegar y necesita ganar puntos. Pero, Fantasma?? Una de nuestras grandes esperanzas, el primero en levantarse, el más trabajador, el que jamás tuvo una palabra más alta que otra para nadie... el que nos va a meter en una guerra de custodia con Cádiz, porque nos negamos a que nos lo quiten... Quién entiende a estos críos? Podrías dar la cara por el mejor de ellos y al final siempre te la meten doblada. Nunca dejan de sorprenderte, para bien o para mal. Obviamente recordé aquel episodio jugando a la lucha libre, cuando Fantasma me agarró y me dobló un brazo a la espalda. Recuerdo haberlo contado en la reunión de equipo, añadiendo: "estaba colocado. Por la cara que puso cuando le paré los pies". Y todos saltaron a una: "Nooooo, imposible. Fantasma?? Fantasma no consume, es encantador, no se mete en líos". Claro. Qué sabrá la penca del turno de noche? Fantasma es su gran logro. No nos damos cuenta y caemos en los mismos fallos que muchos padres. Cuando los monstruitos se portan bien, es por lo estupendos que somos. Cuando se portan mal, es que son unos cabritos. Y que se juntan con gente chunga. Pues bien, lamento que así sea, compañeros de fatigas, pero el colocón que tenía Fantasma ayer es de los más brutales que he visto en mi vida.

Fritz, Chiqui y Bobo se fueron a la cama muy formales. Los dos últimos colocados como piojos, pero formales. A los tres minutos roncaban. Canijo no sabía ni dónde estaba. Salía de la habitación, se paseaba, nos miraba con los ojos como platos y no entendía ni una palabra de lo que le decíamos. Penoso. Hasta intentó meterse en mi cama en un alarde de... no sé muy bien qué. Os juro que me moriría de risa si no fuera todo tan triste. Conseguimos que se durmiera a las dos de la mañana, y entonces empezó el festival alternativo. Por resumir, os diré que a las cuatro pasadas, y tras innumerables excursiones a la número seis e infinidad de broncas, me vi a mí misma plantada ante Novato y Fantasma (que me miraban desde una galaxia muy lejana) asegurándoles que si volvía a oír un puto ruido más iban a dormir en la calle, que si me despertaban a otro guaje les quitaba la gilipollez de encima con una ducha fría y que era exactamente la última vez que me tocaban los cojones. La verdad es que se les olvidó hasta reírse. Empezaron a balbucear incoherencias, asegurando que allí no olía a disolvente. No, claro. Por eso tenéis todas las ventanas abiertas, vosotros, que sois noruegos y estáis acostumbrados al frío. Toda la casa apesta, nos pican los ojos, nos duele la cabeza y, francamente, resulta un misterio que sean capaces de dormir en semejantes condiciones. Por lo menos consigo que no se vuelvan a mover en lo que queda de noche.

No es justo para los otros. No tienen por qué vivir así ni por qué soportar a esta banda de imbéciles. No tienen por qué respirar esa basura ni pasarse noches en vela oyendo aullidos y portazos. No funciona lo del buen rollito. Abderramán y Boabdil tenían razón. Al final no quedará otra que imponer toque de queda, cacheos e inspección de habitaciones. Triste pero cierto. La gente del barrio empieza a inquietarse, ya hay rumores y quejas circulando por ahí. Y, mientras, estos capullos lamentándose de que en España somos racistas y dándole argumentos al enemigo. Robando a los chavales, molestando a las chicas y esnifando pegamento a la vista de todos. Si es que son lerdos. Por tener no tienen ni mente criminal. Se dejan marcar, los muy zotes. De verdad pensáis que podéis pasar desapercibidos? Lamento tener que recordároslo, pero sois moros. A nadie se le escapa eso y os miran con lupa. Sed un poco más listos.

Por la mañana Novato se cree muy gracioso y Fantasma berrea como una cabra negando haber consumido. "Soy un chico decente, en mi casa me educaron bien. Yo no me meto esa mierda, lo juro", le asegura a Boabdil. Chiqui le mira con esos ojos de zorro listo. "Quién vino a despertarme anoche, hijoputa? Ellos lo saben, Rubio y Morena lo saben" (mi compi y yo parecemos una zarzuela). Quejas, llantos y aspavientos. Se ve que Fantasma no estaba en una galaxia tan lejana mientras ayer le preguntaba si no le daba pena joderlo todo en una noche, mientras me suplicaba que le perdonara y le diera un beso y yo le respondía que no me daba la gana de darle besos, que estaba cabreada con él. Pero hoy lo niega todo y si no hubiera presenciado la nochecita vaporosa yo le creería. Pero Chiqui está feliz. Por una vez su falta parece menor. Como él mismo explica sin cortarse un duro: "yo me coloco hasta las doce, luego yo controlo, me voy a dormir y soy bueno". Se hunde el barco y las ratas huyen. La lealtad funciona, chicos, pero hasta cierto punto. Chiqui no va a perder la ocasión de recordarnos que, incluso hasta las cejas de disolvente, se portó mejor que el ojito derecho de la casa. Chúpate esa, Fantasma. Y los educadores, a envainársela. Es lo que hay. Y todavía me queda una noche...

Gracias por dejarme conocerte ayer. Espero que no te sintieras demasiado solo ante el peligro. Somos siempre así, no puedo negarlo. Confío en que te atrevas a volver otro día.

Hoy se cumplen doce años del champán y las fresas. Y el Peque lo recordó hasta el punto de enviarme un mensaje. Es increíble, pero algunas historias de amor son más bonitas cuando han terminado.

El Emperador está en casa. Me han jodido el finde con el curro, pero al menos podré verle y achucharle un rato.
Veis la foto? Es muy mala, desde luego. Demasiado oscura, pero es que sólo es posible hacerla de noche. Eso que veis es lo que yo veo desde el porche de El Ñeru cuando salgo a fumar un cigarro. Veo mucho más, claro, veo los jardines, el muro, los árboles, el barrio, todo Vetusta. Y veo ese edificio, el de los talleres. Bajo el farol hay unas rejillas y unos cables. Qué diríais que parece? Quizá esté loca, pero yo veo un Búho posado en esos cables. Pinchad en la imagen si no me creéis. Lo veo cada noche. Por eso tenía que hacerle una foto, aunque todas hayan salido tan oscuras como esta. Es mi Búho, y nunca olvido darle las buenas noches.

4 comentarios:

Salem6669 dijo...

Anda que verás como al final la idea de la "persuasión cariñosa" que dieron ayer igual no es tan mala opción ;oP

Espero que ésta noche sea menos movidita, que si no vas a acabar tú donde los cables ;o)

Por cierto, yo también veo el búho, me alegro de que lo tengas tan cerquita y pueda protegerte en la oscuridad.
Esperando mas cartas a los búhos.

Besinos Paz y Amor

Lenka dijo...

Gracias, Salem. Yo también espero que mi última noche de la semana sea tranquilita. Debería estar en una despedida de soltera y ya ves, voy a pasar el sábado flotando en el éter de mis monstruos!!! ;-)

Verdad que tiene forma de Búho??? Una vez hasta le pedí un deseo, a ver si colaba. Pero creo que es sordo. O sueco... Besos!!!

Anónimo dijo...

Pues sí, parece un búho...

Mucho ánimo, Len.

Amaranta

Alberich dijo...

Claramente es un buho.

O un dragón...o es que yo veo dragones por tos laos...