miércoles, 19 de marzo de 2008

Se acaba lo bueno...

Otro día divertido. Pasé media noche recreándome con Warrick (y comiendo chocolate; es lo que tiene este chico, que le veo y me apetece... el chocolate). Me levanté a las mil y me encontré a mi pater en el salón (tocaba colada y charla, que, para variar, fue sobre motos y moteros, con los consiguientes consejos del viejo, siempre tan pedagógicos y paternales, del tipo: "leña que no rompen, cómetelos vivos a todos"). El Porteño me hizo cambio de look (cambio pequeñito) y me dejó más gótica que antes. Cotilleamos, nos reímos y vimos un concierto de U2, porque, como bien dice él siempre: "pide y se te dará". Después tocó correr como locos debajo de un paraguas, porque el peluquero no estaba dispuesto a que los caprichos del clima le jodieran su obra de arte. Faltaría más. Cena con la Rubia, el Peque y el Emperador (cómo me encanta tenerte aquí, Nano!!) Consejos amorosos a un camarero cachondo que andaba metido en un berengenal romántico con una clienta de armas tomar (estamos guapos pa dar consejos cualquiera de los cuatro, pero oye, cuando se trata de otros... lo listos que llegamos a ser!!!) Y, por fin, a casita con mi alfil a charlar de lo de siempre y un poco más. No desesperes, Nano, que ya sabes que no tengo remedio. Ya te tocará tirarme de los pelos (tan negros y tan divinos que me los dejaron).
Y mañana es el último día. La jefa me estuvo poniendo en antecedentes y me sorprendí de mí misma. Hasta qué punto necesitaba despejar, alejarme de los monstruitos, que hasta olvidé algunos de sus nombres!!! Estos once días me han sentado de lujo. Hay novedades por El Ñeru. El Canijo atacó directamente a Madrid, que está de baja, completamente saturada (que los Valar se apiaden de nosotros... dos meses y ya hay bajas por depresión, esto es muy serio y llevamos tiempo avisando, pero en fin). No me sorprende, aunque me entristece. Me entristece que ambas estuviéramos viviendo la misma historia en distintos turnos (eso de que alguno de los pequeños cabrones nos quisiera pegar y algún otro nos quisiera follar) y advirtiendo de la que se nos venía encima para encontrarnos una y otra vez con la indiferencia más absoluta. Recuerdo mi última noche, reina, y no te envidio ninguna de tus tardes. Siento que al final te tocara a ti reventar. Tú, que eres de las más fuertes y de las más chulas, madrileña. Qué putada. Espero que recuperes las ganas pronto, porque sería una cabronada que la incomprensión de compañeros y jefes nos privaran de una tía así. Al menos ha servido de algo. Se acabó el rollito cool que nos encantaba (y que no nos llevaba a ninguna parte, por mucho que nos jodiera admitirlo). Ahora hay seguratas y el tapum dima de Canijo está ya sabes dónde, en centro de contención. Allí trabaja un señor calvo con barbas, el culpable de mi vocación, mi tío Javi. Te aseguro que el enano tocapelotas no sabe con quien se las va a gastar a partir de ahora. Se acabó lo de medirse con novatos llenos de ideas buenrollistas. Educadores de la vieja escuela, con treinta años rodados a la espalda. Tela, Canijo. Acabas de ascender a primera división. Que lo disfrutes. Ya preguntaré por tus andanzas.
No me apetece, lo confieso. Cambiar mates y motos por disolvente, ambulancias y quinceañeros salidos. Sólo de pensarlo, me da fatiguita, que diría el de Cádiz. Y, para más inri, empezar una semana con cuatro noches seguidas. Espero que me toquen con Hulk (el que le da vacaciones a los chicos del nocturno), porque entre él y el de la porra voy a estar más tranquila que nunca. Pero ganas, lo que se dice ganas... ay, ningunas, oiga. Lo bien que estaba yo con Warrick!!! En fin, fue bonito mientras duró y siempre habrá más vacaciones. Además, seguro que mi búho me ha echado muchísimo de menos.

6 comentarios:

Marechek dijo...

Ánimo corazón, recuerda eres un junco, eres un junco..... jejeje

Venga guapa puedes pensar que ahora las próximas vacaciones ya las tienes más cerca...

Besitos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Eli dijo...

Lo bueno se acaba, nena. Es cierto.
Pero recuerda que luego viene...¡LO MEJOR! :-)
Besos, cielo. Y si ahora toca bajarse los pantalones en el curro ya llegará la etapa de las vacas gordas. ¡Siempre llega!

Anónimo dijo...

Espero que la reincorporación no haya sido demasiado traumática, que los monstruitos se hayan civilizado algo y que Madrid se recupere pronto. Ya queda menos para las próximas vacaciones... ¿no? ;) Y espero también que el próximo finde haya más suerte y puedas llevar a la práctica un planazo aún mejor. Besos. Carlota.

Lenka dijo...

Gracias, chicas!!! Por cierto, acabo de eliminar un comentario anónimo, por una razón muy simple: si alguien se aburre de este blog, que no lo lea. No es obligatorio y, hasta donde yo sé, no tengo un cepo en la entrada para atrapar incautos.
Por cierto, que lo de tocar los cojones desde el "anonimato" no garantiza ninguna clase de impunidad. Existe un servicio para controlar las IPs de los visitantes, servicio que suelo usar, así que, por favor, no nos hagamos pupita. Voy a seguir escribiendo lo que me salga de ahí mismo (sólo faltaría!!!) y si a alguien no le gusta, que haga punto de cruz, sudokus, crucigramas o que eche un polvín de vez en cuando. Hay infinitas posibilidades para combatir la ociosidad. Si, aún así, persiste el aburrimiento, lo mismo encuentro la manera de tener a la ladilla moscona entretenida y le pongo a jugar a la guerra de Troya...

Alberich dijo...

Sabias palabras las de la Reina,Len.
En cuanto al anónimo enmascarado....hay gente pa tó,y además sin vida ppia,parece.

Abrazo/so