martes, 18 de marzo de 2008

Qué quiero ahora?


Ya empiezo otra vez. De nuevo me pongo a hacer cálculos, a mirarlo todo con lupa, a poner cuanto veo al microscopio. Ya empiezo con mis por qués y mis miedos, paranoica porque las piezas no me encajan, inquieta porque me faltan datos. Quiero saberlo todo y no entiendo a qué viene esta necesidad de control. Supongo que obedece a fracasos ya vividos, a la colección de monstruos del armario y al terror de seguir acumulándolos. Se aprende, desde luego. De cada golpe, de cada dolor. Pero también se va llenando el vaso, y saltan las alarmas, y se erizan las púas, y algo te dice: no, no, escóndete, escapa, esto vuelve a ser extraño, sal corriendo.

Y al mismo tiempo, la maldita curiosidad. La Gata, siempre ronroneando y preguntándose qué habrá al otro lado del jardín. La Vampira sigue aporreando puertas cerradas, sin esperanza, pero terca y hambrienta como siempre. La Bruja se cruza de brazos, alza una ceja y me dice: "ni se te ocurra, pequeña, ya sabes cómo termina esto". La Hechicera, bendito sea su optimismo, me azuza encantada: "vamos, lánzate, por qué no? Seguro que esta vez nos ha tocado una buena mano!!". Y, mientras tanto, esa estúpida de Wendy se preocupa por quien no debe, para variar. A cuál de todas estas taradas haré caso ahora?

Quiero pasar página y estar en paz. Pero cómo? Y quiero jugar? A qué, exactamente? Y por qué razón? Porque, ya de jugar, debería ser por una buena razón. Y no conozco otra mejor que divertirse. Es eso, en realidad? O es algo más oscuro que me pica por dentro y me recuerda esa vocecita sarcástica? Intento engañarme una vez más, aun sabiendo que la razón mala no sólo es egoísta e injusta, sino que, además, es patética y estéril?

Cómo se llega a la paz pidiendo guerra???

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola guapa, la paz llega después de la guerra lamentablemente igual que la calma después de la tempestad, también por fortuna.

La decisión es tuya, tú eres tu última y primera asesora y sea lo que sea será la mejor elección en ese momento. Que pases un feliz día cielo, cada decisión nos lleva a una nueva encrucijada y la vida es sueño.

Salem6669 dijo...

Hazle caso a todas y a ninguna ;o)

Diviértete, de esa manera el tiempo vivido para encontrar la paz que buscas ya habrá merecido la pena.

Pd.- Una guerrera siempre tiene que pedir guerra ;o)

Esperando más cartas a los búhos, y que la depre pos-vacances (que tendrás en breve ;oP) sea efímera

Besinos

Lenka dijo...

Jejejeje, la depre ya me está acechando desde ayer por la noche, Salem... no lo sabes tú bien!!!! Eso de cambiar mates y motos por disolvente, no me apetece nadaaaaaa!!! (buaaaah, buaaaaah...)

Pero no importa, no importa, ya encontraré algo con lo que jugar, divertirme, comerme la cabeza, divertirme, volverme loca, divertirme, tirarme de los pelos, divertirme...
;-)
Gracias a los dos!!!

Alberich dijo...

Dificil Len....

Creo que solo hay una salida:Tirar pa´lante y pasárselo bién.No es mal plan...

Anónimo dijo...

Como diría Sabina, "jugar por jugar". Carpe diem, que te quiten lo bailao; como lo quieras llamar. Adelante, haz lo que te pida el cuerpo. Mucha suerte! Besos. Carlota.

Rogorn dijo...

¿Que cómo se llega a la paz por la guerra? Pues acabando con todos, jeje. Que no quede ni uno. Y así te tendrás que dar a las mujeres.

Guaja dijo...

Pues yo creo que si uno realmente quiere paz, el cuerpo no le pide guerra. Otra cosa es que no coincida lo que te apetece hacer con lo que crees que debes.

Piensa en si realmente quieres paz. Tal vez quieras paz en una parte de tu vida y guerra en otra. ¡Ay, ya me he liado yo sola!. Da igual. Le. decidas lo que decidas yo estare ahi, o con la paloma blanca, o preparando las armas. ;)

Anónimo dijo...

Hoy no hay entrada guapa?

Lenka dijo...

Jejejejeje, más quisieras tú que me diera a las mujeres, Ro, pero se te olvidó añadir lo de "y lo grabas en vídeo".

;-)

Gracias a todos, chicos. Lo, el problema, como siempre, es que no sé qué carajo quiero. Para variar, ya sabes. Pero no importa, ya me enteraré o me daré de morros con ello.

Anónimo, habrá entrada en breves momentos... lo que no sé es si ya te pillará durmiendo!

Marechek dijo...

Churri, yo creo que sí sabes lo que quieres, pero, ¿realmente te conviene?.

No sé, haz lo que creas mejor, nosotros taremos aquí ya lo sabes.

Besos mil