domingo, 27 de abril de 2008

Virio y Maeve


En realidad no paro de hacer cosas. Lástima no tener tiempo para contarlas! Estuve encerrada en el monte con algunos insignes miembros de la Tribu, y sobreviví. Vídeos de motos, de bofetadas varias, karaoke, cacharros, frixuelos, las batallas de siempre y el susto mortal de descubrir que nuestro vecino de cama era Nosferatu. Me vais a permitir que no añada fotos al resumen de la jugada. Habrá que repetir, porque, milagrosamente, sobró un montón de alcohol. Y eso, queridos míos, no se puede permitir.

Cenas y cumpleaños, presentaciones, los sitios de siempre y algunos nuevos. El akelarre en su salsa, gafas rosas, cotilleos y la visita del Emperador.

Salida motera, como siempre, despacito. Ja. Está claro que ya os conocen, campeones, porque huyen. No hay forma de organizar un pique en condiciones. Afortunadamente tampoco hay fotos de la Lenka ataviada con el mono motero de rigor. Lamentable espectáculo. Que digo yo, es necesario que quede todo tan ceñido??? Ya no me cabe ninguna duda (es más, no me cabe nada ahí debajo), aquella de negro buscaba a Jacques para que le bajara la cremallera del todo. Porque ella solita sólo podía bajársela ya sabéis todos hasta dónde. Criaturita.

Ya soy, oficialmente, la Tata de la peluda. Resulta de lo más sorprendente, dada mi nula relación con los perros. Lo normal es que nos ignoremos cordialmente (soy más de gatos, es cierto) Las únicas excepciones eran los bichos de mi padre, claro, que son mis hermanitos pequeños, y las dos señoritas de Salinas, que son mis primas. El resto de los cánidos suele pasar de mí ampliamente, cuando no les caigo mal ya de entrada. En cambio, la Fújur parece encantada de haberme conocido. Y empiezo a sospechar que los perros se dan informes sobre los bípedos, porque ahora les gusto a casi todos. Así que nada, también ha habido alguna jornada ejerciendo de flamante tía y dando besos en las orejas. Y sí, volviendo a casa con la lengua fuera, porque el Santo pretende acabar con años y años de vagancia mutadora en el sofá (y, de paso, pretende acabar conmigo también)

Estuvimos en Coaña. Que ya iba siendo hora de conocer el castro. Un día tan precioso que parecía imposible tras el diluvio interminable de las últimas semanas. Montones de disparos (ya os pondré las fotos en la galería esta que acabo de estrenar) y esa sensación curiosa que te eriza la piel cuando pisas un pedazo de historia. Fue como volver a casa. Fue como pasear de la mano de Maeve y Virio, como asistir a la ejecución de Silo, como ver las hogueras del solsticio con el bardo y el druida. Castaños y muérdago. Y las ofrendas a la diosa Navia. Fue como escuchar las leyendas de aquellos hombres altos y rubios con colgantes en forma de hacha de dos filos que llegaron por mar y se mezclaron con los astures. Pésicos, Albiones, Celúrnigos, Luggones, Namarinos, Vadinienses, Cibarcos, Egovarros, Selinos... Como un viaje en el tiempo, llegando hasta las raíces. Bajo qué piedra se esconderá el torque de la bella Maeve?

Y, para rizar el rizo, una cascada. Los bloques de piedra en el remanso, un viejo molino, el rumor del agua y la neblina del río entre los árboles. A quién puede extrañarle que mi gente creyera en las Xanas? Gracias, Trasto, por cada segundo.

6 comentarios:

Albe dijo...

Me reitero en lo del mono.Plis.

Salem6669-Satori6669 dijo...

Como era de esperar,
merece la pena que tu Santo te tenga tan ocupada ( aunque resulta obvio que,
acostumbrada a los Niños,
un piratilla te saque de la rutina ;oP ,
un abrazo pal Santo ),
muy bonito lo que has escrito,
ale seguir disfrutando,
que eso conllevará bonitas lecturas ;o)

Esperando más cartas a los búhos.

Besinos pa ti y pa jarina ;o)

Marechek dijo...

Un buen fin de semana Len... y a partir de ahora todos así. Jeje, efectivamente el akelarre el viernes estuvo en su salsa...aunque algunos retiraron pronto... ejem ejem.... (te odio mucho)
Un besito.

too_fast_manu dijo...

fue un finde genial, sobre todo porque empezo con unas risas el jueves por la noche y siguio siendo una marvilla sobre todo a tu lado.
y los que nos quedan por vivir, si nos lo permiten los trabajos claro jejeje...
un beso brujita.

Lenka dijo...

Calla, calla, que casi me da una embolia cerebral (o algo) intentando cuadrar nuestros fascinantes calendarios. Chato, a ver si nos toca la lotería, porque esto es un sindios.
Dónde hay que firmar por más findes como ese???? Besos!!!

(Sí, para vosotros también, faltaría más!!!!)
;-)

Wendy Pan dijo...

...














jejeje ;D