jueves, 28 de junio de 2007

Deseada



Dicen que tenía los ojos grises, como de tormenta, la piel de alabastro y cabello de fuego. Al padre, empeñado en tener un varón, se le enterneció el alma nada más verla. Decidió que se llamaría Deseada, a pesar de la oposición de su mujer. Creció como una niña solitaria, pues su asombrosa belleza asustaba a los otros chiquillos. No era del todo humana. Paseaba sin miedo por el bosque, y hasta cuentan que los lobos acudían dóciles a su llamada. Los ancianos se santiguaban a su paso, convencidos de que era una bruja.
- Ojalá Dios la hubiera hecho más fea – se lamentaba su madre -. Tanta belleza es un castigo. Será desgraciada, hechizará a los hombres y llenará de odio a las mujeres. Nos traerá la sangre y la desdicha...

Deseada tenía 14 años cuando llegó el forastero. Su nombre, fuera el que fuese, se perdió en el olvido con la promesa de no ser nunca más pronunciado. Era guapo y arrogante. Prometió a los aldeanos acabar con los lobos aquel invierno crudo que todos recordarían con pavor. Tras la masacre, los hombres bebieron, las mujeres bailaron y Deseada lloró amargamente el exterminio de las nobles bestias. El forastero, en plena borrachera, arregló con el cacique una futura boda, prometiéndole desposar a su única hija, Casta, una joven de pocos encantos, pero venerada por ser la más devota del lugar, y también el mejor partido. El noviazgo duró cuatro meses y no faltaron los rumores. Todos sabían que el forastero acudía cada noche a la ventana de Deseada, sin haber logrado nunca que ella aceptara sus favores. La joven le miraba con rencor desde la brutal cacería. Tres días antes de la boda, empezaron los festejos. En la confusión del baile, al que Deseada se negó a asistir, el novio desapareció varias horas, regresando al amanecer con un extraño brillo en los ojos. Se celebró el casamiento, y Deseada permaneció en la cama, víctima de la fiebre. La noche de bodas, Casta discutió con su marido. Los vecinos pegaron el oído a los muros pero no lograron adivinar la causa. Nadie vio salir al forastero. Por la mañana, descubrieron a la novia vagando por los patios, desmelenada, gritando, en camisa de dormir, perdido el juicio sin remedio. Deseada fue encontrada por sus padres degollada en su propio lecho. Nunca más se supo del forastero.

Cien años más tarde, las obras de remodelación del viejo cementerio desvelaron un secreto insólito. Un hombre yacía en la tumba de una adolescente. El cuerpo, incorrupto a pesar del tiempo, sujetaba sobre el pecho una escopeta de caza. Deseada era el nombre que rezaba la lápida. Los obreros juran haber visto pasear por los alrededores a una joven de pelo rojo. Iba escoltada por lobos y llevaba a un recién nacido entre sus brazos.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta, precioso, alucinante. Ahora si que la has liado. Queremos mas Le, muuuuuchos mas. ¡Hala, a escribir sha!.
Gracias.

Guaja

Anónimo dijo...

Por dios santo!!!!tu tienes un don!!tu estas editando un libro YA!!!

Alatesta

Jas dijo...

Lenka te echamos de menos en el foro, porque no vuelves??...sniifff, sniff...

Se te quiere, muaakkk!!

Jas dijo...

Por cierto...

¡¡Que bueno el texto!!...ya te dije en su día que tu llegarás donde quieras en esto de la literatura, solo hace falta que QUIERAS y será tuyo...y los lectores también seremos tuyos.

Mil besotes guapetona!!!

Lenka dijo...

Creo que me voy a arrepentir de esto toda mi vida!! (Qué corte) Bueno, este es el cuento que leyeron en La Rosa de los Vientos, de Onda Cero. Lo envié con pseudónimo por aquello del pánico escénico. Me he atrevido a ponerlo porque, al fin y al cabo, es el único un poco "conocido" entre algunos frikis.

Gracias a todos por el apoyo, no sabéis lo que me cuesta hacer esto. (Qué mal rato!)

Jas, yo también os he echado de menos. Acabo de volver (por tu culpa!) y he visto que estabais organizando una Plataforma para el regreso de Lenka (voy a shorar... sois un cielo!!!) Que se os quiere, ya lo sabes. Que prometo quedarme. Gracias y besos.

Jas dijo...

MUUUUUAAAAKKKKK!!!!

Lenka dijo...

Besos, cariño. Ya seguiremos con los planes...

;-)

Cristina dijo...

Me encanta Lenka. ¿Para cuándo el siguiente?.
Besos.

Anónimo dijo...

Te lo dije o te lo dije?
Ahora va a tener a la gente pendiente de cada nuevo estreno cual Patente.
Ro

Lenka dijo...

Pero mira que eres exagerao!!! Pareces asturiano! ;-)

Gracias a todos!

Anónimo dijo...

Pero mira que escribes bien calandracaaaaaaaaaa!!!!!!!!

Un beso y gracias.....

Marechek.

Lenka dijo...

Que digo yo que con éste no habrás llorado, no, Rubia???

;-)

Lal dijo...

Len,tengo los pelos que parezco espinete!!!
Impresionante, no dejes nunca de escribir y de compartirlo!

Lenka dijo...

Gracias, Lal!! Montones de besos!!!

Anónimo dijo...

IMPRESIONANTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Alberich.

Lenka dijo...

Gracias, Doc. Y a todos los demás. Con semejante acogida, ya me resulta más fácil compartir otras historias.