jueves, 3 de mayo de 2007

Para ti



Dicen los sabios que la vida es un misterio indescifrable. Cuando al fin empiezas a entenderlo, significa que tu tiempo ha terminado. Y lo hemos perdido, cariño, la gran paradoja es que en ese instante de revelación, somos conscientes de que lo hemos perdido. Que la vida ha ido pasando a nuestro lado mientras intentábamos dirigirla, desentrañar sus incógnitas, descubrir quiénes éramos y por qué. No pierdas el tiempo. Vive. No te quedes parado, haciéndote preguntas. Haz de cada pregunta un nuevo paso y camina. Camina siempre. No intentes poner nombre a las cosas, porque muchas no lo necesitan. Ya son, ya existen por sí mismas. Como tú. Sobre todo, tú.
Venimos a este mundo con los días contados. Las caricias, los momentos, las puestas de sol. Un día despertarás y descubrirás asombrado que todo termina. Que has llegado al final. Siempre lo descubrimos demasiado tarde y sin previo aviso.
Un día tu amante dirá tu nombre por última vez. Un día será el último que veas la lluvia. Saldrás de una cama, te vestirás, dirás "hasta luego", y volverás a casa sonriendo, despreocupado, sin saber que es la última vez que le ves, la última que habrás besado, que habrás hecho el amor, que habrás silbado una canción.
Así que, vive. Siente, sufre, goza, tropieza, cae, levántate, lucha. Exige tu derecho sagrado a equivocarte, rebélate, patalea, grita, acierta, ríe, llora, enfádate, disfruta y exprime cada instante. SÉ.
No tengas miedo. Nunca. No te abandones al hueco de tu alma. Venimos al mundo con las sonrisas contadas, cariño. Pero también las lágrimas se agotan. Sigue peleando hasta el final. Si lo intentas, tal vez logres el prodigio de arrebatarle al tiempo un último beso.

14 comentarios:

JR dijo...

chica, ese comentario es demasiado cohelista" como paravenir de ti, seran las drogas ...o la ciclotimia :)

Lenka dijo...

Probablemente no es ni uno ni otro, Jr. Seguro que tiene que ver con ciertos Coelhistas que esán invadiendo mi vida, afortunadamente, enseñándome que las tinieblas molan, pero que siempre hay luz al final del túnel.

;-)

Además, cuando se trata de mí, la pose gótica y doliente me sienta como un guante (aunque sea para un rato) Pero si se trata de animar a los que quiero, entonces no hay nadie más Coelhista que yo. Si puedo regalar halos lunares, puedo regalar besos!!

Lal dijo...

Y qué maravilla que puedas regalarlos...
Precioso post, Len.
Yo tambien te regalo un beso.

Cristina dijo...

Muy bonito el post, Lenka. Muchos besos para ti.

Anónimo dijo...

Muy bello, búha bonita; está bien recordarlo aunque siempre he sido consciente de lo que expresa, lo cual hace que sea consciente de que, más que vivir, se sobrevive, por lo menos yo, ya que sé lo que se ha quedado atrás y no se puede recuperar, que no es cierto que todo tiene arreglo ni tampoco que cuando se ha tocado fondo sólo queda subir. En cualquier caso, da gusto verte así, regalándonos cosas tan tiernas. Abrazos.

Lenka dijo...

Este regalo tiene nombre y apellidos. Pero, en cualquier caso, lo hago extensible a todos.
Querido Anónimo, yo también soy de las pesimistas que piensan que se sobrevive, que si algo puede salir mal, saldrá peor, que nació bajo el influjo de una estrella triste. Pero luego, cuando veo a tanta gente cerca que sonríe por principios, pase lo que pase, me avergüenzo de mi autocompasión.
Intento cambiar, no tanto por mí, sino por ellos. Por lo mucho que les debo a los optimistas de mi vida, que me dan tanta luz. La nostalgia será siempre mi estado natural, pero he aprendido algunas cosas. Todo tiene remedio, excepto la muerte, eso está claro. Pero se aprende a aceptarla y a no hacerle pagar a la vida por aquellos a los que has perdido. Se toca fondo y se sube. Y se vuelve a bajar. También eso puede aceptarse. Se sobrevive, y en el camino, con suerte se aprende a vivir. Y con empeño. Cuando ves a tanta gente que no se rinde, es imposible no dejarse contaminar un poco de su entusiasmo. Yo he decidido no pagarles esa luz que me regalan con mi tristeza.
;-)

Guaja dijo...

Dices que este regalo tiene nombres y apellidos. Pues solo le digo a la persona afortunada de recibir algo asi que tienes mucha razon, que lo que le has escrito es precioso, y, como siempre, muy sabio.

Guaja dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lenka dijo...

Gracias, Guaja. Te lo diría a ti también, pero no te hace falta. Tú eres de las de la luz.

;-)

Lenka dijo...

Y gracias también a Cris y Lal!!! Casi me olvido!!
Besos para vosotras, chicas!!!

Alberich dijo...

Hay pocas personas en el mundo como tú,Len ...
espero que no pierdas eso nunc...
lo veo dificil;te veo fuerte!
hasta en los malos momentos eres fuerte...

Lenka dijo...

No tanto como debería, Doc, pero es difícil no ser fuerte con tanta gente alrededor que sí lo es. Me lo ponéis más fácil. Incluso cuando, como en éste caso, era otro el que no estaba en su mejor momento, me lo ponéis fácil. Es fácil tirar de los que tantas veces tiran por mí.
;-)

Anónimo dijo...

¡Deja a Coelho! Es una orden.

Bow

Lenka dijo...

Jajaja, Bowman!! No he leído jamás a Coelho. Es una broma entre Jr y yo. Incluso hubo un debate estupendo en el foro, algo así como Revertianos contra Coelhistas. Creo que quedamos en tablas. Soy una pesimista impenitente rodeada de Coelhistas llenos de optimismo. No me creo una palabra de lo que dicen, pero me alegran la vida. Si quieres te busco el debate, para que veas qué entendemos algunos por "Revertiano" y "Coelhista" y por qué yo me considero de los primeros pero adoro a los segundos.
;-)