miércoles, 25 de mayo de 2011

Frases/situaciones que odio...

... en las pelis y series yankees. Pasen y vean.




- Esas familias modélicas de padres pluscuamperfectos e hijos repulsivamente ideales. Ya sabéis, esos críos que una vez CASI fuman, (pero no, porque es malo y te mueres), CASI beben (pero no, porque no es legal antes de los 21), CASI asisten a una fiesta salvaje (pero no, porque en ella había gente que fumaba y bebía) y, si son niñas, CASI follan (pero tampoco, porque hay que esperar a estar enamorada, y hasta casada si es posible, para que sea algo súper especial).




- Los niños pequeños. Son todos gilipollas perdidos. Repelentes. Hablan como académicos de la lengua, comprenden a la perfección los misterios insondables de la vida y, en el peor de los casos, pasan una tremeeeenda fase de rebeldía en la que a todo responden con un: "déjame sol@!!!" A veces demuestran un egoísmo acojonante o son groseros hasta límites insospechados, pero no hay padre ni madre en el cine que les arree jamás una buena ostia en la boca. Como mucho (como mucho), les aporrean un poco la puerta de la leonera, y se preguntan con cara angustiada qué están haciendo mal. Oish. Que nadie se preocupe, porque al final todo terminará con un abrazo y alguna frase almibarada que dé vergüenza ajena.




- Esa moda personajística de los tíos "idiotas y torpes pero sensibles en el fondo" y las tías "cultas, inteligentes y maduras pero con ramalazos neuróticos evidentes". Esa constante de que, ocurra lo que ocurra, ellas siempre tienen razón y sobrados motivos para todo. Gritar a los hombres. Tirarles la ropa por la ventana. Enviarles al sofá. Ponerles los cuernos. Darles un guantazo. No importa. Haga lo que haga una tía, siempre es culpa del tío, que algo peor le habrá hecho antes. Ellos, naturalmente, terminan perdonando cualquier histerismo. Ellas, cual perro ladrador, muerden más bien poco y también lo perdonan todo. Y al final todo se arregla con un anillaco, un vestido blanco y las amigas vestidas de perifollo rosa hortera, en lo que sin duda es, "el día más feliz en la vida de toda mujer".




- La absoluta memez de que la fea se quite las gafas y todos descubran con asombro (incluida ella misma) que es un cañón. Nadie se había dado cuenta. Claro. Ponle a la Bellucci unas gafas y seguro que de repente es Rossy de Palma, no te jode.




- La manera en que los personajes se cuelgan unos a otros el teléfono. Jamás se despiden! Cómo saben que el otro ha terminado de hablar? De repente, y sin venir a cuento, cuelgan. Y a tomar por saco. Otra parida insufrible con teléfonos de por medio es cuando empiezan a sonar y el/la prota se queda mirando al tendido con cara de completo imbécil durante los primeros seis timbrazos. Como si se preguntara: "está sonando de verdad o me lo parece?" Mejor armarse de paciencia, porque entre que se entera, lo asume, se levanta y recorre una de esas casas inmensas (en las que, por cierto, nunca hay lámparas de techo, sólo lamparitas de mesa repartidas aquí y allá que siempre están todas encendidas), fácil que el teléfono de las narices llegue a sonar veinticinco veces. No se cansa el que llama? Diría que sí, y por eso se venga luego colgando cuando le sale del orto.



- La escena esa en la que el padre recibe al novio de la hija en la puerta con una amable sonrisa para, a renglón seguido, amenazarle con la castración en vivo. Da igual si la nena tiene 15 años o 36. Lo cojonudo es que, al parecer, esa escena tiene que hacernos gracia y debemos considerar que semejante cavernícola es tela de guay. También mola mucho cuando la chavala pone los ojitos en blanco y exclama: "papá, por favooooor..." Yo al mío lo fulminaría si osara comportarse así. Pero claro, yo soy una mala hija, no una de esas modélicas niñas yankees que sólo-casi-follan.




- La puñetera frase de: "has herido mis sentimientos". Pero qué mierda es eso??? Cómo se puede decir una cursilería semejante sin echar la pota??? Quién demonios se expresa con tal nivel de ñoñez??? Y, ojo, que no es la única! Cualquier día me lío a hacer una recopilación de las frases más insufriblemente vomitivas del cine yankee. Prometido. Aunque sospecho que la cosa dará para un buen puñado de entradas.




Hay más, que conste. Cuál es tu favorita? No me dirás que no hay donde elegir!

11 comentarios:

Blog A dijo...

A mi me mola la cara de triste que pone el crio cuando su padre no puede ir a verle jugar al baseboll y entonces el padre deja la reunión con la empresa de los japoneses para correr al campo y el niño hace un estraik(no sé comos se escribe) y gana el partido y la madre le mira orgullosa... con esa tengo arcadas de fuerza siete en la escala de richter

Lenka dijo...

Ah, sí, es todo un clásico!! Además tienen las dos versiones: si es niño peligra el partido de baseball, y si es niña lo que peligra es esa función ñoña de ballet con el tutú y las zapatillas.

Para dar más asco aún, el niño del baseball ha fallado justo en el partido anterior, y toda la culpa la tiene se padre que llega tarde, se olvida o anda demasiado liado en sus negocios. Menos mal que en la final finalísima el padre pasa de todo compromiso, pilla un taxi, se come el pertinente atasco (oh, cielos, qué nervios, llegará?) y aparece en la grada en el último segundo.

Ya está el pobre Jimmy rucándose la moral lleno de dudas existenciales cuando, de repente, una voz se escucha nítidamente entre la algarabía:

- Vamos hijo!! Puedes hacerlo!!

Y entonces... ayns!!! Jimmy ve a su padre, con la corbata torcida y cara de orgullo... y atrapa esa última pelota que le da al equipo la victoria!!!

Bieeeeeeeen, hurraaaaaaa, Jimmy es el mejoooooor!!!!

Arcadas es poco decir. Qué asco, por favor. Guapos habríamos ido los críos en este país si nos hubiera traumatizao la ausencia paterna en partidos, funciones del cole y demás!!!! Juas!!! Los que no estaban currando, estaban en el bar pasando de todo, así que... El mío pasaba en alta mar ocho meses al año, creo que jamás en la vida le coincidió un partido de mi hermano, ni una carrera mía, ni una fiesta de fin de curso... nada. Pero estaba mi madre, y punto.

Lo que pasa es que los niños yankees son unos asquerosos. Tienen a la madre tol día pendiente de ellos haciándoles tortitas y arropándoles por la noche (por favor, otra cursilada repulsiva, "arroparles por la noche", puaaaaaaj, pero eso qué es???) y a ellos lo único que les preocupa es si vendrá el padre o no vendrá. Manda huevos. Pobres madres, son un cero a la izquierda!

Dalai dijo...

Ja, ja...Paco y yo lo pasamos pipa con las "frases que sólo dicen en la tele". Bueno, en la tele,los americanos, claro. En todas las series y pelis sale alguna.

Bel dijo...

Me ha encantado lo de las niñas que sólo-casi-follan. Genialidad total. Muy buena entrada, de esas que lees mientras asientes con la cabeza y te ríes.

Lenka dijo...

Gracias, gracias! Qué público más agradecido!

XD

Juan dijo...

Todos los que luchan contra los americanos son tontos del culo. No me explico como los alemanes y los japos les dieron tanto que hacer con lo fácil que era matarlos. Y de los indios ni hablemos. Se ponían a dar vueltas alrededor de las caravanas para que los dispararan a placer.

Lenka dijo...

Jajaja, esa también es buena, Juan. Cualquier cosa que no sea yankee 100% es para ellos (al menos para su cine) sencillamente tercermundista.

Y hablando de todo un poco!!! Tienen la curiosa idea de que son los más guapos del planeta!! Normalmente, cuando sacan en sus pelis algún personaje extranjero es un completo adefesio. Hacen coñas con los dientes de caballo de los ingleses (como si fuera una cosa generalizada), se mofan de las mujeres latinas por peludas (cuando la mujer latina se ha depilado siempre con auténtica obsesión), para ellos una chica de Europa central (Alemania, Austria, Suiza, etc) es una vacaburra indecente (claaaro... como en los USA apenas hay gordos... qué valor) y todo el que no sea de allí es hortera o antiestético.

Me parece curiosísimo. Vale que ellos tienen muchos guapos y guapas oficiales, pero entre los millones de ciudadanos que son no dejan de resultar una minoría aplastante. No es por nada, pero cada vez que salen en televisión imágenes reales de USA, o sea, un documental, una noticia (cualquier cosa que no sea una película o una serie de tías buenas) queda bastante claro que la clase media (sobre todo fuera de las grandes ciudades) es FEA. Más que fea, desaliñada. Te jartas de ver peña en chándal, con unos pelos horribles, gafas que parecen heredadas de un abuelo pobre... un auténtico desastre. Coñe, yo soy de una ciudad pequeña y aquí la mayoría de la gente va divina de la muerte (a veces incluso en exceso, que hay quien se maquea en plan boda hasta pa ir a por el pan).

Y en esa misma línea me ofende mucho un fenómeno reciente que me he ido encontrando ya varias veces. Os pongo en situación: series de crímenes (que hay una jartá). Ya van por lo menos tres series distintas en las que me encuentro con una escena en la que el forense informa a los policías de que, dado el mal estado y la deficiente higiene de la dentadura del fallecido, queda claro que no es norteamericano, sino Europeo (posiblemente del Este). ¿¿¿???

O sea, que los Europeos no nos lavamos los dientes, ni vamos al dentista. Vamos a ver, señores. No sé en otros países del viejo continente, así que hablaré por España. Aquí el dentista es caro, pero al menos nadie necesita que la empresa le haga un seguro dental para hacerse un empaste. Cualquiera puede pagarse la revisión anual, con su correspondiente limpieza y sus arreglos si es menester. Otra cosa es que no nos alcance para blanqueamientos o demás cosas estéticas, pero aquí lo del dentista no es algo inalcanzable. Si un niño necesita ortodoncia, se le pone. Francamente, dudo que nuestros piños estén peor que los de cualquier paleto de Texas.

Juan dijo...

Los índices de obesidad mórbida más altos del mundo....y con mucha diferencia, los tienen en USA.

Pero eso no sale en cine.

Lenka dijo...

No, claro. Eso no quieren verlo. Parecen empeñados en creerse (y hacernos creer) que allí son todos guapos y delgaditos. Claro que eso pasa en todos los países. A mí siempre me han hecho gracia esos reportajes de las revistas de hombres en plan: "Especial Brasileñas". Deberían especificar: "Especial MODELOS Brasileñas". Porque luego hay mucho tontaco que te suelta "es que las brasileñas/filipinas/suecas/equis son las tías más guapas del mundo". Hombre, campeón. Las modelos suelen ser guapas en tos los países. Es lo que tiene. Luego ya la cosa va en gustos. Y mejor no generalizar, que te puede pasar como con Venezuela. Su fama de mujeres bellas las tienen por los concursos de belleza, y no niego yo que son guapísimas pero es que se operan toas en serie hasta de las amígdalas! (Quien lo dude no tiene más que ver un culebrón venezolano. Si es capaz de distinguir a las actrices, premio. Creo que en las clínicas les hacen descuento de grupo. De hecho, creo que en Caracas hay clínicas especializadas en Misses. Lo dicho, las hacen en serie, como a las Barbies).

Pero coñe, al menos en el resto de países aunque se presuma de la hermosura patria no nos solemos dedicar a asegurar lo feos que son los demás! Hombre ya! Aunque ya te digo que casi me ofende más el tema de la higiene y la salud. Cielos. Tendrán ellos un sistema sanitario como pa presumir de él, no te fastidia...

Anónimo dijo...

ella, que se va en el próximo avión y él, que recorre todo el aeropuerto para al final ver como despega el avión. para posteriormente aparecer ella detrás de una esquinita y reconciliación al canto acompañado de la consecuente ración de besos y abrazos

Lenka dijo...

Uy, otra que es buenísima, sin duda!!! Gracias por ponerla, esa se nos había pasado!