domingo, 17 de junio de 2012

Romani ite Domum

"El jefe del cuerpo antidisturbios de la policía nacional ha presentado una denuncia ante el Juzgado de guardia de Oviedo por los extraordinarios bíceps que poseen la mayoría de los mineros que están participando en las huelgas y las revueltas de las últimas semanas en Asturias. “Hay mineros”, afirma el jefe de policía, “que pueden arrancarte el casco de una hostia”.
A pesar de los sofisticados equipos de protección personal de las unidades antidisturbios, los agentes aseguran que están notando una tremenda diferencia con las cargas que realizaban contra los estudiantes y los chavales del 15-M. “En lo del 15-M eran nenes con gafas y tías buenas, y solo con desenfundar la porra ya les sangraba la nariz”, asegura uno de los agentes afectados por el empujón de un minero. “Parecía que me había atropellado un camión cargado de vigas de hormigón, con remolque y todo”, añade.
Otro de los portavoces de la policía se queja de que no es sólo la fuerza que desarrollan esos hombres sino la rabia que contienen y su facilidad para levantar barricadas en llamas en un santiamén y cortar carreteras con troncos de árbol que necesitarían más de mil estudiantes para ser levantados, y que ellos transportan entre seis mientras reniegan de Dios y su puta madre.
El jefe superior de policía se reunirá esta misma semana con el ministro del Interior para transmitirle su inquietud y pedirle la adopción de algunas medidas urgentes que garanticen un mínimo equilibrio de fuerzas entre los manifestantes y los agentes. Al parecer, una de las peticiones que podría ser atendida inmediatamente, a pesar de su complejidad, consistiría en la realización de un casting previo a las revueltas, en el cual la delegación del Gobierno seleccionaría a los mineros aptos para enfrentarse a los policías, y cuya “potencia de hostia” no debería de sobrepasar los setecientos julios. También los mineros más rápidos y que vayan armados con barras de hierro tendrían un cupo limitado, de manera que por cada cien mineros de bíceps normales habrían sólo dos de piernas poderosas y provistos de una barra de metal que no excedería de ochenta centímetros de largo. La posibilidad de que los mineros sean desbravados por picadores profesionales de toros ha sido absolutamente descartada por el ministro del Interior, pues solo la construcción de corrales y burladeros supondría un coste imposible de asumir en estos momentos".

Una genialidad de Rokambol.com.
Somos o no somos la aldea de Astérix?
Tirando de humor, con permiso de los mineros.

11 comentarios:

B218 dijo...

Entiendo la preocupación de los mineros, pero de ahí a cortar carreteras y creerse los dueños de todo, no creo que se deba criticar a la policía por sus actuaciones contra estos señores que, recordemos, usan armas letales en sus manifestaciones.
Hace al menos dos décadas que se sabe que la minería no tiene futuro, la gente que se ha metido ahí lo ha hecho por propia voluntad, en otros sectores también estamos jodidos y no por eso nos creemos dueños y señores de todo y violamos la ley.
No puedo estar de acuerdo con ellos y la razón que tuvieran, la han perdido al tomar el camino de la violencia.

Lenka dijo...

1º) No todos han tomado el camino de la violencia.

2º) SIEMPRE hay violentos. Deslegitimar a todo un conjunto por la presencia de los violentos nos podría dar patente de corso para afirmar, por ejemplo, que el fútbol había que prohibirlo. Porque, claro, es que hay hinchas violentos. Gente que lanza bengalas y apuñala a otros.

3º) Estos señores cortan carreteras, queman neumáticos y sí, protestan. No atacan a nadie con armas letales. Puedes preguntárselo a los vecinos de las zonas mineras de mi tierra. Esta gente toca los cojones porque sabe (y por desgracia la historia les da la razón) que sólo así los de arriba escuchan y se plantean hacer algo. Por miedo. Por miedo a que se líe más. Esta gente sólo da leña a los que les dan leña, claro. A los maderos. Que sí, por supuesto, van allí a hacer su trabajo. Y saben de sobra cuál es su trabajo. Los antidisturbios también están ahí porque quieren, es la profesión que eligieron. Y, claro, no siempre va a ser todo tan facilito como dar de hostias a estudiantes de secundaria y abuelos. Es lo que hay.

4º) Todos los colectivos que se manifiestan cortan carreteras, calles, ocupan plazas y fastidian con sus acciones a otros. Es de eso de lo que se trata, lamentablemente. De joder. Para que vaya la prensa, para que la gente se pregunte qué pasa, para que los gobernantes sepan que van a tener un poco más difícil eso de dar por el culo sin que nadie rechiste. No sé cómo actuaréis en otros sectores. Si habéis conseguido hacerlo pacíficamente y sin que se os follen vivos, mi más sincera enhorabuena y admiración. El 15-M no era violento. Y muchos se llevaron las del pulpo. Créeme, los mineros no se van a dejar apalizar así por las buenas.

Lenka dijo...

5º) Todos sabemos hace años que la minería no tiene futuro. Pero la Unión Europea prometió fondos hasta 2018, fondos que ahora se esfuman. Y, además, hace muchísimo tiempo que empezaron esas ayudas, cuya finalidad principal era crear infraestructura y nueva industria en las zonas mineras para que, cuando tocara cerrar, los trabajadores estuvieran preparados y formados para encarar los cambios. Para que las regiones mineras no se fueran de cabeza a la puta miseria. Dónde está esa nueva industria? Qué se ha hecho? Te lo cuento así por encima: pabellones municipales, stands en ferias diversas, inversiones en empresas fantasma de amigotes, museos vacíos, obras estúpidas, mamoneo vario. Ahí se han dilapidado las ayudas. Y no han sido los mineros, han sido los políticos. Han robado y estafado vilmente a estos trabajadores y a sus regiones. Y por eso hay gente cabreada.

No justifico la violencia de mis paisanos (ni ninguna otra), pero debo admitir que entiendo cómo deben sentirse.

B218 dijo...

Los lanzacohetes caseros y las tuercas lanzadas con gomas son armas letales.
No todos toman la violencia, pero eso no es un movimiento con una minoría violenta dentro, hay una mayoría organizada y habrá una minoría no pacífica.
En el 15M muchos no eran violentos, pero había algunos grupos que si lo eran y se habían metido allí, y aunque crea que en muchas ocasiones se le fue la mano a la policía allí, no justifica que nadie responda con violencia.
Es muy fácil comprender que no hay dinero ahora mismo, se han recortado de un montón de sitios y es normal que no se mantengan negocios que no funcionan.
Entiendo la situación y la frustración que están pasando, yo llevo así mucho tiempo, muchos están así, solamente digo que mientras usen la violencia no podré apoyarlos.

Lenka dijo...

Bien, entiendo tu postura y la respeto, desde luego. Créeme que yo también preferiría de largo un mundo en el que las cosas se pudieran negociar de otra manera. Pero, insisto, si los mineros saben algo es que nunca han conseguido que les hagan caso hasta que empiezan a usar dinamita. Y que ellos (y tantos otros) se vayan al paro mientras los de siempre han robado y roban a manos llenas cabrea a cualquiera. Por cierto, también es justo decir que los mineros siempre se han movilizado para apoyar a cualquier colectivo de trabajadores que reivindicara lo que fuera. No se puede negar que son un colectivo solidario como pocos. Seguramente, si todos nos hubiéramos echado a la calle hace mucho, en lugar de vivir alelaos con la Esteban y la Eurocopa, no se habría llegado a extremos violentos. Y quizá ayudaría que tuviéramos algún político honrado que no nos mintiera en la jeta, o una justicia que enchironara a los corruptos en lugar de lamerles el culo o de llenarse ellos mismos los bolsillos. Sinceramente, creo que está pasando muy poco para lo que podría estar pasando.

Juan dijo...

B218, estoy completamente de acuerdo contigo.

Lenka, tienes razón, desgraciadamente, en que contra más violencia emplees, más caso te hacen. ¿Pero ese es el camino a seguir?

Juan dijo...

Una pregunta Lenka. Conozco poco Asturias, pero lo que he visto, es absolutamente increíble y maravillosa. ¿Qué tal funciona el turismo allí?. Esa sí es una posible fuente de riqueza.

Lenka dijo...

No, no digo que ese sea el camino a seguir en absoluto. Digo que, hasta la fecha, son raros los casos que demuestren que se han conseguido cosas por otras vías. Sabemos que los gobiernos pasan olímpicamente de todo aquello que no les suponga un beneficio inmediato, ya sean votos, escaños, puestos, cargos, carteras o fondos que rapiñar. Hacen y deshacen, mienten, recortan, engañan, estafan, se llenan los bolsillos y se nos escojonan en la cara. Y luego se van de rositas con un retiro espectacular por dos, cuatro u ocho míseros años de "servicio al ciudadano". Son inconmovibles a la queja, a la petición, al manifiesto, a la recogida de firmas, a la súplica. Les importa una mierda lo que vayan arrasando camino a sus propias metas. Luego me temo que son ellos los máximos responsables del descontento, el cabreo, la ira e incluso las explosiones violentas de algunos de sus conciudadanos.

Que sí, que la violencia no es el camino, no es una manera cívica de hacer las cosas. Y a lo mejor tú y otras personas tienen un cupo de paciencia ilimitado. Yo no puedo que reconocer que si alguien me mete el dedo en el ojo quizá trate de razonar con él, pero a la tercera o quita vez le rompo la cara. Está mal, lo sé. Pero es una reacción humana que no siempre se sabe dominar.

Tú hablabas de defensa propia por parte de los antidisturbios. Los mineros, estoy segura, consideran que sus actos también son de defensa propia, y sobre todo defensa de sus hijos. Y aunque tampoco esto sea una justificación me gustaría que me dijeras cómo crees que sería tu reacción si mañana te dijeran: "lo siento, pero no hay más dinero, así que se cierra el chiringuito y te vas a tu casa. Y me la suda tu señora, tus tres hijos, la edad que tengas y si podrás volver a encontrar curro para sostener a tu familia. Respecto a todo el tejido empresarial que prometimos construir como alternativa a este más que posible cierre, lamento decirte que marramiau. Hazte cargo, yo también tengo familia, cuñados inútiles, favores que debo pagar... así que, se siente, no queda un duro. Pero mira, como te quedas en el paro tendrás la pera de tiempo libre para disfrutar de muchas cositas que he hecho con esa pasta. Podrás visitar el Museo del Mejillón Tigre y el stand de tractores que hemos puesto en la Feria de Muestras. Hala, toma unas entraditas cortesía de la casa".

Chico, no sé. Si me juras que reaccionarías con perfecta calma y compostura, mi más sincera admiración. Yo no creo que fuera capaz.

Lenka dijo...

Respecto a lo que comentas sobre el turismo... mira, Asturias ha sido siempre básicamente industrial. El turismo no arrancó ni se promocionó hasta los años 80 (Asturias, paraíso natural, ya sabes). Aquí lo que más se ofrece es turismo rural y también un poco de aventura (el consabido descenso del Sella, senderismo, rutas a caballo, etc). Ahora se está poniendo de moda el tema de Spa y balneario, recuperando una tradición que sí que estuvo muy viva a finales del XIX y principios del XX, cuando los industriales ricos de por aquí empezaron a abrir baños para los ricos que venían a la costa. Básicamente el turismo se mantiene como puede.

Lo que aporta a la economía de Asturias debe andar por el 9%, calculo. Lamentablemente, sabemos que el rollo hostelero es un foco de curro temporal y precario. Y Asturias no cuenta con la ventaja climática, precisamente. La inmensa mayoría de los turistas que vienen son españoles, y lo bueno es que suelen repetir. Para el resto del mundo Asturias es una total desconocida (por ahí ya te encuentras un reto). Tampoco ayuda que gran parte del turismo venga buscando "ocio", o sea, bares. No es un turismo que deje mucha ganancia ni compense especialmente (aquí cada fin de semana te encuentras despedidas de soltero de cualquier sitio de España, para eso sí que estamos de moda).

La cuestión es que habría que focalizar en otras cosas (gastronomía, cultura, paisaje, etc), darse a conocer más allá de Madrid y León (dicho sea con infinito cariño, porque son los que vienen), y, sobre todo, intentar crear un turismo que no se cargue precisamente aquello que la gente viene a disfrutar.

Habría que hacer muchas cosas que ni se han hecho ni tiene pinta de que se vayan a hacer. Mejorar los accesos (no hay compañías de vuelos baratos que operen aquí, no hay ferris, las carreteras siguen dejando mucho que desear y no digamos la señalización), explotar cosas que ya se tienen (como los campos de golf, coño, si se juega en climas donde no hay verde a ver por qué cuernos nadie conoce los nuestros), quizá mejorar las instalaciones de estaciones de esquí y hasta hacer más (de manera razonable y sostenible, por favor, que en Europa hay ejemplos de esto), promocionar mucho más los eventos de la zona (festival de cine y similares), mejorar las webs de información turística (la mayoría dan pena, y de hecho se lo curran más particulares que quieren compartir las bondades de su pueblo natal que los gobiernos), fomentar más esta nueva ola rollo spa y turismo un poco más lujoso (que se puede)... buf, habría que hacer mucho. Fíjate lo que te digo, incluso estaría bien que se diera más bombo al turismo religioso (pasmada estoy con la chaladura esa de la Virgen de El Escorial, y resulta que aquí no sabemos vender Covadonga, hay que joderse).

Tenemos playa, montaña, verde, pueblos increíbles, ciudades con ambiente, oferta cultural, marcha, gastronomía inmejorable, folclore, tradiciones... en realidad tenemos de todo, pero sin infraestructuras y a pequeña escala. Problema? Hay que invertir. Y en Asturias lo único que no hay es dinero y trabajo. Así que...

Juan dijo...

Pues si me tocara irme al paro, supongo que haría igual que los tres millones de españoles que han perdido su trabajo en los últimos años, desesperarme y empezar a buscar curro en lo que fuera. No me liaría a lanzar cohetes, Lenka, de verdad.

Lo que han y están haciendo los políticos es violencia, no me cabe duda, pero creo que se pueden y deben hacer las cosas de otras maneras, de hecho yo ya he empezado a hacerlas y me he llevado la enorme sorpresa de que te hacen caso y te acogen y te dan parte de su poder encantados. Eso sí, las medallas de lo que consigo se la ponen otros, pero no me importa.

Cuando fui a Asturias me llevé la impresión que tú comentas. Tiene un potencial turístico inmenso pero poco aprovechado. No recuerdo haberme encontrado con ningún extranjero y ahí existe un nicho para crecer y mucho, por supuesto respetando las bellezas naturales que hay.

Lenka dijo...

Me imagino que, además de lanzar cohetes, estarán buscando alternativas. Ahora, mi consejo si al final se impone el cierre es que las busquen fuera de Asturias. Aquí no hay curro para personas con tres carreras, así que no me imagino en qué van a encontrar trabajo mineros de 45 años. Ni de 20, ya que estamos. Tenemos muchos chigres (sidrerías), pero no va a haber puestos de camareros para tanta gente, doy fe.