miércoles, 17 de marzo de 2010

Por mi cara bonita


Jamás en la vida he usado cremas. De ningún tipo. Soy de esas tías que pasan (hola, Guaja!!) y que no tenían ni idea de que no se podía una lavar la cara con el mismo gel de ducha o el jabón de manos por no sé qué misterios del cutis. Una de esas tías que no se cuidan, y andan zarrapastrosas por la vida. Todavía juego a escribirme cosas con la uña en el pellejo de mis piernas, porque eso del bodymilk da pereza y se me olvida. Tengo canas desde los 23 o 24 años y, aunque me tiño el pelo, lo hago sólo cuando me acuerdo (dos o tres veces al año) y porque me gustan los colorines. Mis canas siguen ahí, impávidas y desafiantes. Tengo celulitis y estrías, y no me creo que exista nada para combatir tales cosas. Cosas que, por otro lado, no son una enfermedad, por más que nos lo repitan, y si las consideramos antiestéticas es únicamente porque algún listo lo decidió así. En otras épocas y culturas la celulitis es el sumun del erotismo. Tengo manchas del sol en la cara, marcas de Bruja en el cuerpo, acné (que con las canas hace un efecto raruno como de niña vieja), arruguitas cuando me río o me enfado y unas ojeras de oso panda herencia de abuela paterna y signo distintivo de familia. Insisto, no creo que haya cremas contra la vida ni contra lo que una es. Pero es que, además, no tengo ganas de perder mi tiempo ni de invertir mi pasta en esas cosas. La verdad.

Y resulta que mi madre (porque así son las madres) va y me regala un kit completo de belleza y cuidado facial de ese la pasada Nochebuena. Y yo se lo agradezco y meto los botecitos en el armario. Son muy monos, los botecitos. A mí los botecitos siempre me han encantado. Para verlos y olisquearlos, mayormente. Y el otro día, insensata de mí, me pongo a revisarlos, a leerles los cartelitos, a descifrar para qué será cada cosa y en qué orden se usarán. Porque esto tiene un orden, claro. Y un método. Hay que aplicarse esta con leves movimientos circulares. Y la otra en toquecitos. Con todas esas debes evitar el contorno de ojos. Con esta no, porque es para eso precisamente. Un universo, esto de las cremas. Y aquí me tenéis, como una cría de 11 años jugando con los potingues maternos. Sólo que cerquita de los 32.

Buena la has hecho, Mamma. Me gustan tus ungüentos. Huelen bien, no me dejan la cara como metida en mantequilla, no son pringosas. Molan. Y sí, milagro, quitan los granitos y las manchas, y tengo el cutis como culito de lactante. Ideal. Y me digo, bueno, oye, tampoco es que estés cometiendo un sacrilegio por echarte algo a la jeta y evitar llevarla despellejada, como sueles. Además, fíjate. En la vida has oído hablar de la marca esta, ni sale por la tele, ni la votan las lectoras de Telva. Lo mismo es una línea barata y todo. Fisgo por la red y me quedo pálida. Hidratada, pero pálida. Resulta que la zarandaja esta sólo se vende por internet, a precio de oro (casi 250 euros cuestan los 7 botecitos de mi armario!!!!!) y si te registras en una especie de mafia. Que si oportunidad única, que si negocio sin riesgos, que si mínima inversión (en dólares), que si te mando las milongas y por cada cliente nuevo te doy puntos canjeables... todo muy raruno y sospechoso. Oiga, que yo lo que quiero es un jodío bote de crema! Pues dese de alta. Posvaserqueno.

Que cómo se las ha ingeniado mi augusta madre para hacerse con tales maravillas? Pues como hace siempre, bendita mujer. Adecentando casas ajenas de gente muy pomposa y asintiendo con una sonrisa a la eterna frasecita de: "mire, que esto lo iba a tirar a la basura, pero que si lo quiere pa usté". Y luego nunca es para ella, sino para mí. A ver si hay suerte y te dan más, Mamma. Porque estas me las echo, lo juro. Pa que luego digas que si soy un desastre y una "sobediente". Verás cuando se me acaben, qué disgusto. Con lo tranquila que yo vivía, madre. Anda que, si llegamos a saber cuánto valen las chufas esas, las hubiéramos vendido en el rastro como mínimo, que no???

55 comentarios:

Marechek dijo...

jajajaja no me lo creo.... poniéndote cremas??? Pero Diossss 250 euros??? pa luego no quererlo y regalárselo a tu madre?? la gente ye pa matala.... lo que haría yo con 250 euros gensanta....

Katha dijo...

Yo antes sí que me echaba crema, al menos de vez en cuando. Ahora... si quieres te envío al colección de cremas que tengo en casa. No te cuento más.
No me echo nada... lo cual equivale a cara hecha una penita y la piel, ya no de lagarto, sino de laguna seca en el desierto: resquebrajá. La culpa la tiene la dejadez y, sobretodo, el cansancio y la falta de tiempo. Además de que mi piel es muy suya, hipersensible, reactiva o como la quieran llamar, además de mixta, y no hay una crema que me vaya medio bien. Aunque la haya comprado en la farmacia, ponga que es ideal para pieles sensibles y me haya costado una pasta.

¡Ah! Y no, tienes razón, no hay crema que valga contra la cruel herencia genética, y menos aún si a ella se alían la "mala vida". Llamando mala vida a la vida de "mujer moderna", es decir, tienes tres trabajos: uno por el que te pagan, dos el de madre y tres el de ama de casa. Y obviamente no tienes ni tiempo de SPAs, ni centros de belleza, ni gimnasio, ni pasta (ni ganas en mi caso)para cirujano, dietista... Vamos, si eres una simple y vulgar "mortal".

En fin, que si quieres alguno de los botes que tengo por casa... porque lo único que hacen es ocuparme sitio en el armario y no es que ande sobrada de espacio precisamente.

Un saludo

PD: Entré a ver tus marcas de bruja ;-) Me gustaron la brujita y el gato. Yo tengo claro que no me tatuaría. Uno, porque no me atrae mucho, además del dolor y los problemas que te cuentan que puede acarrear. Aunque supongo que será como todo, que depende de que el que te lo haga sea un verdadero "profesional". Y dos, tengo el cuerpo ya tatuado de estrías, las dichosas estrías, que ocupan parte importante de mi anatomía. Va a ser que no quiero más.

CHAO

Eli dijo...

Cuidarse la piel no es una necesidad...¡¡¡Es un vicio del Maligno!!!
Bromas aparte, nena, prueba a darte un baño de espuma con un gel de chocolate.
Resultados garantizados ;)
Todoooooosssssss...

Juan dijo...

Tengo dos barras de labios y un rimmel que no me favorecen. ¿Te los paso?.

Lal dijo...

Baño de chocolate?? oh dios mío, ñammmmmm.

Lenka dijo...

Yo es que de esos "vicios" sólo sé estar al otro lado, es lo que tiene ser masajista, jejeje. Baños de chocolate nunca me he dado, pero sí que he dado muchos, y tiene pinta de ser la pera de relajante!

Ya ves, Mare. Es que es un tío soltero, y ni debe tener a quien regalarle cremas ni seguramente se imaginaba lo que costaban!!! (Amos, ni por lo más remoto!!) Así que hala, va mi pobre madre y me las da. Y yo voy y me aficiono, porque son una pasada total (que ya es decir, con mi pellejo lagarterano) y resulta que nunca más en la vida me las podré comprar. Juas! Pa una vez que me pongo femenina... bueno, mientras me duren verás qué cutis!!!

Katha, es que hay que pasar de todo. De todas esas mentiras que nos cuentan, empezando por la de que PODEMOS estar siempre como a los 20 años y siguiendo por la de que DEBEMOS estarlo. No, falso. Ni podemos ni debemos. Podemos, si tenemos tiempo y ganas, darnos los caprichos que nos venga en gana. Pero sólo si nos da la gana, pa empezar. Yo, que paso de todo eso, sí te aconsejo que, si lo echas en falta, intentes sacar diez minutos de donde sea, porque es una pena que te lo pierdas si de verdad te apetece. Diez o quince minutos, chica. De bañito, de embadurne, de lo que sea. Sin que suene a barrer pa casa, afirmo que todo cristo debiera darse un masaje mínimo una vez al mes. En serio lo digo. Pero no porque salgas hecha una top model (chorradas, mentira) sino porque sales flotando. Lo puedo asegurar porque lo veo constantemente y porque en mis tiempos de estudiante practicábamos unos con otros, así que lo garantizo. Da igual que sea con chocolate, polvo de oro, vino, piedras calientes o con simple aceite corporal. La chuminez es lo de menos, lo que cuenta es el relajo que pillas y cómo se te descansa el cuerpo.

Jajaja, Eli, tomo nota, ya tengo yo ganas de estar al otro lado del asunto!!!

No, no me mandéis nada de lo que os sobre, que tampoco lo usaré. Ya digo que, quitando el regalito materno, esas cosas sólo me gustan pa olerlas y mirarlas, así que conservo frascos desde hace como 15 años y no doy a gastarlos!!! Pero, y lo monos que quedan en mi baño???

Juas, Lala, mala idea. Bañarse o hacerse masajear en chocolate relaja mucho y huele que alimenta, pero ni se te ocurra probar el chocolate que se usa en esas cosas. Palabrita: sabe HORRIBLEEEEEEEE!!!!!

Lal dijo...

Que bajón, Len. Ya me estaba viendo yo en la bañera y con un pajita ayudándome a salir a la superficie...

Yo soy igual con las cremas. Menos una vez que usé un jabón que me depellejaba la cara y no podía ni reirme de lo que me tiraba si no me echaba crema, nada de nada. No te digo el disgusto que me dieron cuando después del tatu me dijeron: hala, pues ahora mucha crema hidratante. Perezón!!!! pero bueno, todo sea por la bandada.
Ahora, por lo demás, nada de nada. Ni ahora que soy mucho más chica que antes. Supongo que las que no tenemos remedio, no lo tenemos y punto :P

Jack dijo...

Ay. Soy la única que no se da un baño jamás porque le da cargo de conciencia tal derroche de litros de agua? Soy incapaz. Yo, duchas rápidas hirviendo en invierno y casi frías en verano, y a otra cosa. Como un soldao. Eso sí, cada mes o asín me echo movidas al pelo pa que no se me ande a romper con tanto secador... Pero echar crema, desmaquillar, maquillar más allá del morro rojo y hasta depilarme, sólo cuando no quedan más huevos. Me mata de la pereza. Y los espás y la peña desconocida dándome mimos me da directamente vergüenza. Osea, incomodidad de esa que me dan también los peluqueros. Paletísima que es una.
Lo que sí que hago es pintarme las uñas de los pies. Mirá vos.

Por cierto, prima. Yo que tú pasaba de las cremas esas. Porque las hace el demonio en persona, y el día que se acaban y las tienes que dejar de usar la piel muta y se pone en huelga pa pedir más. Por experiencia lo digo. Yo imagino que a los 40 estaré igual de arrugada que mi madre y mis abuelas (mucho) y no creo que haya potingue que lo pueda evitar. Además, como me decía mi socia (esa encarnación del mal llegada de la factoría mundial de las misses que desayunaba gelatina royal hervida porque es puro colágeno), yo ya no tengo nada que hacer: contra las arrugas se empieza a luchar a los 16. Cágate. Y desiste.
:)

Jack dijo...

Por cierto, Lal. Lo de tu bandada es una excepción: no repares en cremas, que las merece.

Otra cosa: yo soy mucho de la cosmética del Mercadona. Ahí lo dejo.

Lenka dijo...

Juas, prima. Yo aconsejo mucho lo de los baños relajantes y te puedo decir que no recuerdo la última vez que tomé uno. En mis últimas tres casas no llegué a estrenar la bañera. En este piso llevo más de un año y tampoco, tiro de ducha veloz. Si es que no hay na que hacer. Desde luego es un derroche, pero mira tú si no compensa por los años de duchas a toda velocidad. Y ni por esas!!!

Por las mutaciones no te preocupes. Yo no voy a tener arrugas hasta los 70 mínimo (como mi abuela), al menos no mucho más allá de esas cosas que se llaman "líneas de expresión", uséase, las rayas de la risa, el cabreo y demás. En compensación tendré acné hasta la menopausia, pelos de Yeti hasta la tumba y ojeras incluso en la otra vida. Es lo que hay. Así que, en realidad, no estoy usando los chismes esos para luchar contra el envejecimiento (o sea!) sino porque me las regaló mi santa madre, huelen mu bien y no dan asco. Porque es que las cremas, normalmente, dan asco. Te dejan lista pa echarte pan rayao y freírte. Amos, anda.

Cuando ya una va sobradita de grasa en los cueros implica que mucho más potingue no hace falta pa no arrugarse. Lo chachi de los cosos estos es que me dejan más bien culilactante que grasienta y encima me quitan el despelleje naricil (cosas de tenerla respingona, que vas cortando el viento cual mascarón de proa y la pobre sufre los ataques de los elementos, los radicales libres esos y qué sé yo cuántos enemigos potenciales). Total, que seguramente esto mismo lo conseguiría yo con cualquier preparao barato del Mercadona (fijo) si tuviera moral pa echármelos. Cuando se acabe se acabó, y si tengo ganas los sustituiré. Ahora, sí te digo que tan divinas como estas jamais en la vida las encontraré (y eso que me ahorro!!!!)

Le dices a la faltosa esa que luchar contra las arrugas a los 16 es un poco del género idiota. Máxime pa las que, como yo, tovía luchamos contra las espinillas a los 32. Y que luche o no luche, si es del tipo pasa de corinto se arrugará así se caigan los cielos abajo. Y si es del tipo melocotón en almíbar, llegará tersa (pero vieja igual, no se le olvide) a los 80 aunque no se haya echao en la cara más que agua. Vive Dios que mi güela no se ha podido financiar cremas en su vida y tiene un escote que ya querrían muchas de 40 años.

Jajaja, Lala, lo del tatu es opcional aunque no te lo digan. Si eres de piel delicada dale crema, sí. Yo llevo cinco y sin echarme na, y ahí están. Ventajas del cuero lagarterano.

Lal dijo...

Ojalá fuera opcional, pero el duendecillo de mi tobillo no dice lo mismo. Está el pobre paliducho. Cuando no me depilo (yo igual Jack, solo si es fuerza mayor), parece el pobre un náufrago, descolorío y con barba :P

Por cierto, a mí me han dicho que las cositas del Mercadona son bastante buenas, así que mira tú que buen ojo!

Sí es lo que parece dijo...

Yo no soy de usar cremas para la cara, si de maquillaje, y "pinturas de guerra". Y alguna vez que otra me han regalado cremas milagrosas (que no lo son)y las he usado la primera semana y luego se han quedado en el cajón, caducándose y oliendo a rancio. A lo más que llego es a un roll-on para las ojeras y bolsas de los ojos.

Alguna vez que otra he probado cremas anticelulíticas (sobre todo cuando está cerca el verano, que es cuando te acuerdas) y he comprobado que ninguna crema hace milagros, lo que sí es cierto es que el mejor remedio es el deporte (que no hago) y masajear la zona aunque sea con Nivea. De las estrías mejor ni hablar, creo que van conmigo desde que tengo uso de razón.

Coincido en lo de los masajes, hacer no se si harán mucho, pero las pocas veces que he ido (3) a darme uno, salgo nueva. Como levitando :)

Y por cierto yo también he oído esa buena fama de las cremas Mercadona, habrá que probar...que al menos son baratas.

Besos

Lenka dijo...

Es que, por lo visto, los potingues de Mercadona son de una marca conocida (y buena, dicen) que les hace pa ellos, en plan marca blanca. Como en el bote no pone "Parraflú" sino "Mercadona" (o como se llame su línea de cosmética), pues eso que te ahorras. Pero por dentro es Parraflú del bueno. Jopé, si esta me la sabía... qué marca era?? Nah, no me acuerdo, pero es conocida y todo!

Lalaaaa, cómo mola!!! Tienes dos tatus en uno: afeitao y con barba!!! Qué guay!!! Así que se te pone paliducho?? Entonces cuídatelo, sí. Aunque ya te digo que con el tiempo los tatus se van apagando sí o sí y hay que retocarlos se cuiden o no. Pa muestra los míos, el que tiene mil años es que ya va camino de borrarse, el pobre! Me lo tengo que retocar de una perra vez o cualquier día desaparece!

Katha dijo...

Me habéis dejado alucinada con lod e desayunar gelatina porque es colágenso puro... y yo que me acabo de zampar unos Doritos, que más bien son veneno puro... por la cantidadd e "guarreantes" que debe de llevar eso (mejor no he pirado los ingredientes, por aquello de la parensión).

Lo de luchar contra las arrugas a los 16... pues yo ya llego más de 20 años tarde, y para colmo no tengo intención de empezar...

De todas formas, Cocó Chanel siempre decía que a partir de los 35-40 años (dependiendo de la genética de cada una) había que elegir entre la cara y el culo: culo hermoso equivalía a pocas arrugas, cuerpo esmirriaó a cara como una pasa.
A mí todo lo que como se me deposita en cartucheras, posaderas y aledaños. Y la cara la tengo esmirriá. Vamos que ni cara, ni culo. Un desastre.

Katha dijo...

Lo del baño... Creo que el último baño me lo di hace unos 15 años.
Aquí no es que nos sobre el agua, y el tiempo menos.
La crema la veo al abrir el armario para coger el desodorante... Creo que hace un par de meses conseguí darme una ducha "tranquila" por la noche, y hasta algo de crema después. Es cierto que me sentí otra.

Fíjate que lo del masaje relajante no lo he probado. ¿Pueden darle otro al pitufo? ;-) Serían dos pájaros de un tiro, por un lado me lo entretienen y, por totro, si me lo relajan... ;-P

CHAO

Jack dijo...

Aquí somos muy fanes del Mercadona. Cuando llegamos a Madrid no íbamos porque nos pillaba el DIA más a mano y nos sonaba a Metadona. Pero no.
Resulta que es el único súper en el que casi todo es apto pa celíacos (no lo soy, pero me parez un detalle), es tan barato como el otro y las cosas blancas son buenas (salvo excepciones como el gel wc, el ambientador de enchufar y la verdura y la carne fresca, que mejor en el mercao). Hay pollo criao en el suelo con maíz y huevos de corral, hay berberechos a un precio razonable y hay gulas que saben igual de bien (o de mal) que las anguriñas esas de los jocones. Osea, no sólo hay cosas o de subsistencia o carísimas. Mola que tengan reducción de módena, queso de cabra, canónigos o mostaza decente. Y las cremas del cuerpo y el gel de ducha de oliva y la laca de uñas y tal, molan. Y los tampones genéricos son exactamente iguales (lo juro, que me pasé un rato comparando porque me daba cosilla ser infiel a tampax pero me había cabreao con ellos desde que sacaron aquella impertinencia del olor a fresa). Y nada. Iguales salvo por el euro y medio de diferencia.
Y sobre todo, lo que más nos gusta aunque parezca una tontá: se curran el packaging. Los envases y envoltorios parecen de cosas chulas. No como los del DIA, que son deprimentes y parece que llegas a casa con lo que te ha tocao esa semana en la cartilla de racionamiento.
En cuanto sale algo al mercao parece que se esfuerzan en dártelo a un precio razonable, por eso nos caen bien. Total, que dos veces al mes nos armamos de paciencia, cogemos el coche y nos vamos pallá.
Parezco comercial, pero es que coño, se han ganado mi cariño.
Niños, comprad en Mercadona.
Fin de la cuña.
:))

Lenka dijo...

Pero chata, si las dos razones de que me encante mi nuevo barrio, ese que cae a tomar por culo del mundo, son las zonas verdes aptas pa chuchos y el Mercadona!!! Que es el primero de mi vida, porque pal centro no hay!!! Semos fans hasta la muerte. Lo pillamos todo allí, menos lo verde, que pa eso tenemos a la frutera del barrio (un beso, Loli, yes la mejor!)

Y es verdad, es como bonito y todo lo que tienen. No da penica ni te sientes pobre XD Es barato, está bien y mola. Yo me pillo todas las marcas blancas ahí. Toas! Tienen unos helaos de chocolate pa morirse, un queso pa chuparse los deos, un pan de nueces y de centeno y de soja y de mil cosas que está que te pasas y unas tartazas ante las cuales paso con los ojos cerraos, que me conozco. Mola.

Me mola la pasta de dientes, el gel, el friegasuelos (que huele a requetelimpio y da mucho el pego en el fregoteo de batalla), los tampones multipack de esos (ole, y encima baratos!) y el tinte, que me he encontrao un color que me chifla, entre negro y rojo (hala, como no me decidía me lo pusieron fácil!) Y tienen petisuises gigantes!! Y tónica y bitter y colacao marca blanca que están ricos!!! Ah, sí, y la mostaza, prima. Y el módena!

Nah, que estamos convertidos hace tiempo ya, te diré. Lo único que no nos gusta, pero lo único, único, es el café. No me digas por qué, pero no. Qué cosas.

Katha, cuántos años tiene tu enano??? Te lo digo porque los masajes a bebés son mano de santo. Y se los puede dar cualquiera, es mero fregoteo cariñoso en cabeza, panza, espalda y pieses. Se quedan fritos del gusto. Pero claro, según crecen ya es más complicao que se dejen, eso es verdad.

Marechek dijo...

El mejor champú que he probao en mi vida y que me va de cine es de la marca esa de Deliplus del Mercadona, la mascarilla que uso ídem, baratísima y buenísima. Sin hablar del resto de cosas que tienen a precio increíble y geniales. El último descubrimiento, la semana pasada, cuando compramos pizzas calzone Hacendado, brutales.

Voy a probar eso de los tampax, que siempre me resisto a comprar otra marca que no sea de Tampax, a ver qué tal.

Mercadona, se sale.

PD: no se puede enviar la dirección del blog a algún comercial y que nos den un bono descuento por publicidad??????

Lenka dijo...

Juas, Mare, no estaba mal, no. Anímate y ponles los cuernos a los Tampax, que de verdad que merece la pena. En Mercadona los tienen todos, los compack, los normales, el multipack ese... y más baratos. (Joer, qué raro, tías hablando de tampones, todo un clásico!!)

Prima, te releo y me da la risa. La única manía que yo tengo con eso de "pintarse" es... adivina. Las uñas de los pies. No soy a llevarlas sin pintar. Las de las manos sí, ya ves. Pero los pies... no son feísimos con las uñas sin pintar???? XD

Bueno, gente, mañana madrugo lo que no está escrito y marcho pal Jerte. Pórtenseme mal y vigílenme la Torre. Os dejo café, vino, licores varios, infusiones, tabaco, alguna poción y las escobas con gasofa. Ya sé yo que se queda todo en buenas manos.

Nos leemos a la vuelta!!!

Katha dijo...

Ponnos a tu vuelta alguna foto del valle.

Me tomo con gusto el café, que no me queda en casa :-)

CHAO

Juan dijo...

Ahora, hablando en serio, muchas cremas consiguen resultados espectaculares, pero son a corto plazo. No actúan sobre la piel en el sentido de que esté sana para siempre. Las tienes que usar continuamente para que sigan dando resultado.

Si quieres realmente tener una piel sana, hay cosas mucho más naturales que funcionan mejor y son infinitamente más baratas:

1. Para que la piel esté sana, el cuerpo tiene que estar sano.
2. Evitar el sol, es un buen seguro para que nuestra piel nos dure mucho tiempo en buen estado.
3. Alimentación sana, con muchas verduras y frutas. Pocas grasas.
4. Hidratación a tutiplen. Hay que beber mucho más de lo que se bebe (agua a ser posible). Un buen truco es beber agua, sin tener sed, al menos medio litro al día.
5. El ejercicio diario, que nos haga sudar, es una manera de limpiar las impurezas. Funciona de maravilla.
6. No echarse polvos, pinturas y demás cosas.
7. Evitar ambientes contaminados.
8. Para las pieles secas, puede hacer falta alguna sustancia hidratante. ¿ Sabéis la sustancia más hidratante que se conoce?: el aceite virgen de oliva. Bueno, bonito y barato. Lo malo es el olor, jejejeje. Pero si se acompaña con un poquito de limón y se pone por la noche para dormir, los resultados son espectaculares.
9. Y cuando llegan las arrugas, hay dos opciones: luchar contra ellas o llevarlas con dignidad. Luchar es muy costoso y la dignidad es gratis.

Sra de Zafón dijo...

Qué banda de zarrapastrosas, por favor!!! y aún encima haciendo ostentación! Así no me extraña que parezcais más brujas aún de lo que sois, jajajajajajajaja (risa de bruja)

Bueno pues yo debí nacer en Zarrapastro, en la calle mayor, junto a la Plaza de la dejadez, barrio de La Pereza. Llego a ser tan vaga que cuando encuentro una prenda de ropa que me guste especialmente le pido a mi chioo y amiga/os que si pasan por delante de donde la venden me la vuelvan a comprar, así que tengo pantalones, camisetas y vestidos repetidos incluso del mismo color. El verano pasado me compré cinco "vestidos" (blusas largas o algo así) que en total me costaron 25 euros, el mismo modelo, el mismo estampado y distinto color, que según van haciéndose viejos, los uso de camisón. Hay una marca "Peace an Love" que la venden por aquí en los mercadillos que tiene un montón de cosas de algodón que me molan un montón y que la prenda más cara me cuesta 10 euros. Y como a veces traen la misma prenda en no se cuantas versiones coloridas, como me guste con una, me compro unas cuantas más, sólo para no tener que volver a ir a comprar.
Suelo arreglar mis asuntos de ropa con un par de salidas al mercado al año.
Sólo tengo "caro" algún calzado y las gafas de sol, (las últimas llevan conmigo 12 años) así que con estas premisas lo de los potingues se me escapa por completo, hasta el punto de no suscitarme ningún interés. Pero sin embargo, soy muy viciosa del placer de olores y texturas de ciertas cosas, me explico:
Lo único que hago todos los días, según me levanto y me ducho, es echarme una crema de plantas medicinales muy agaradable que me presentó una amiga y que me va muy bien,luego me pinto de marrón una línea en los ojos y ya estoy prepará.
Me lavo con jabones que hace una vecina, profesora de viola, que entre clase y clase recoge flores y fabrica estos lujos. El último que me trajo es de mimosas. Y al resto de mi cuerpo serrano, de vez en cuando le hago un regalito que me encanta: un baño muyyyyyy largo, (en compensación por las duchas ràpidas y la lluvia que nos impide ver el sol muy frecuentemente a los del norte. Dos kilos de sal marina, y plantas de temporada que antes herví en una olla: en invierno, abeto, bellotas de eucalipto, anís de las castañas, corteza de naranja, o de limón... y en el resto de las estaciones las flores de la época. Me tumbo boca arriba, boca abajo, de lado, me sumerjo con el tubo de la playa en la boca, hago burbujas, leo, bebo, ya no fumo, pero me acuerdo :-) en fin, una hora de vicio que me deja arrugaíta total (dicen que es malísimo para las tersuras, pero como yo no tengo :-)
Cuando salgo del baño, si no estoy tan cansada que nada más secarme me tire en algún lugar, mezclo con la batidora, a partes iguales,aceite de oliva, limón y aloe y me aliño. Y ya está, y este ya está me deja feliz para meses.

La pelu no sé que es. Me tiño dos veces al año, cuando viene a pasar unos días una amiga mía que es peluquera, el pelo me lo corto yo,los pelos de las piernas tienen que saludarme a gritos para que me anime a quitármelos, y ¿queda algo más? sí las uñas,de los pies, que desde que no fumo a veces me entretengo pintándomelas con dibujitos.

Si contabilizo el tiempo que dedico a los potingues creo que es 1 minuto al día al echarme la crema de la cara, y cinco minutos cuando me baño,(y eso haciendo la fórmula magistral) que son unas cinco o seis veces al año. Así que si el desinterés y los hábitos puntuasen en feminidad yo sería un machorro :-)
Un machorro aliñado y vicioso del baño, jajajajajaa.

"Y los espás y la peña desconocida dándome mimos me da directamente vergüenza. Osea, incomodidad de esa que me dan también los peluqueros. Paletísima que es una."

Yo igual de paleta que Jack, pero en cambio los bañitos en termas, sobre todo si son silvestres, Uaaaaaaaaaaaa

Besosssssooooooosssss

Kaken dijo...

Increíble, que de coincidencias¡¡
Desde luego, con nosotras se hundiría la industria cosmética y depilatoria mundial¡¡

Yo no me cuido por dos razones: vagancia total y descreimiento.
Conozco lo justo sobre la piel y los negocios aledaños como para pensar que si hubiera alguna crema milagro estaría fuera de mi alcance, tanto por pasta gansa como por pereza genética.
A temporadas uso alguna hidratante, la que me regala mi madre o la que dan de propaganda, da lo mismo.
Hace años una amiga dermatóloga me decía que la única marca de la que ella se fiaba era Roc, y era espectacular, me ponía una gota en los labios y parecía que me habían puesto silicona¡ Un pasote, en serio.(Igual me la pido para Reyes)
Mi madre me regalaba la hidratante de Roc

Me pinto como un indio, eso sí, pero es que a mí me gusta pintar, y no sé salir a la calle sin verme la cara "mejorada". Pero me gasto lo mínimo, no tengo nada de marca, elijo lo que más me gusta de gamas baratas.
De hecho, tengo una brocha para aplicar polvos de esos que te dan color que pincha, me fuí a comprar una y nones, que eran 30 euros, ni hablar, me sigo pinchando con la que tengo.

Con Jack coincido completamente en el pudor masajil, ufff, no lograría relajarme si un extraño me toquetea, no sé.

Mercadona me queda a 45 minutos de metro o a una hora de convencer al Costi para que me acerque, así que voy poco y cargo poco.
Suelo entrar en tromba en busca de harina de fuerza, levadura y cosas para hacer pan que no encuentro en ningún sitio.
Lo que cae en cantidad son las magdalenas para el jefe, las de choco para la peque y los donuts.
La última vez que fuí me avisó mi hija de que hay un jabón líquido de manos que huele a piruleta de fresa (encima es de color Navi ;-) ), desde entonces me escapo a su cuarto de baño a lavarme las manos, es un peligro, dan ganas de comérselo.

Mi último baño fué hace unos 7 años, cuando estrené la bañera de este piso en el que vivo ahora, nunca más, todos a la ducha¡¡

De las medidas que cita Juan, comentaros que creo en el aceite de oliva como panacea de muchas cosas, lo he podido comprobar, quizás diera para una entrada la multitud de utilidades que tiene, incluídas las cosméticas.

En fin, me encanta que coincidamos, probaré los no-tampax, jejeje, y me iré a dormir, hoy también, sin desmaquillar, ainsss¡

Que disfrutéis del domingo¡¡

(Lenka, he abierto la nevera y me he puesto un JB con cola que me tomo a tu salud y la de los cerezos de mi Jerte..)

Guaja dijo...

Hola, Le!, Jeje

La comestica del Mercadona!, eso es una maravilla. Me consta que Len de eso tambien sabe. Es mas, el otro dia estuvimos en uno, yo queria una crema pa las estrias (ni la he abierto). A mi me habian dicho que eran de Lancaster o de Lancome, no recuerdo.
A mi es que me da asco. Si como las gambas con cuchillo y tenedor pa no pringarme las manos, imaginaros lo de la crema.

Y lo del baño de chocolate ... puaj!, solo de pensarlo me muero de asquito.

Katha dijo...

Hola chicas,

¡Qué gracia Chusa! Yo tengo repetidos pantalones, camisetas, chaquetas, incluso zapatos (esos últimos se caen ya a pedazos). Es que me cuesta mucho encontrar algo que me guste así que cuando lo encuentro, y tiene un precio razonable, vuelvo a casa con 2 piezas de distinto color. Además, como tú dices, no tengo tiempo para ir de compras. Las últimas veces he ido con el pitufo... hacéos una idea de lo que es probarte algo con un pitufo saltarín, además de gruñón, en el probador: eso sí que es una misión imposible.

CHAO

PD: Por lo que veo, amén de brujas somos un desastre total con el aspecto. Mi madre diría: dios las cría y ellas se juntan ;-)

Lenka dijo...

Ya he vueltooo!!! Qué bien me habéis cuidado la Torre, gracias mil a todos!!

Gracias también a Juan por los consejitos, lo mismo si vencemos la pereza le hacemos caso, jejeje.

Juas, me parto con vosotras. Sabéis lo que me pasa cuando abro el armario?? Que me desespero. Porque normalemente llevo en mente qué me voy a poner, y siempre es "el este negro con el este morado"... y todo lo que tengo es negro y morado. XD. Miento, en la ropa de verano tengo más colorines porque mi madre odia mi look de luto eterno y me regala cosas azules, rojas o verdes (que uso pa ir a la playa o a tirarme sobre la hierba). El resto es todo negro y morado. Guaja puede decir lo mismo de su armario, jajaja. Normalmente vamos vestidas casi igual si no idénticas. Y sí, ambas dos nos compramos las mismas cosas repetidas. Suele darme ella el aviso: "en tal sitio hay camisetas a tres euros". Nos plantamos allí y nos compramos un puñao. Si las hay en negro, gris y morado genial, un par de cada. Si son todas iguales, pues todas iguales. Camisetas negras de tirantes no sé ni cuántas tendremos, todas idénticas de la misma tienda. Para que se vea cuánto nos gastamos en trapos y lo que nos encanta ir de compras (creo que ambas firmaríamos para que nos trajeran ropa nueva a casa cuando la vieja se fuera rompiendo. Y siempre lo mismo. Vaqueros, camisetas y sudaderas. Negro y morado. Qué le debo? Gracias, majo. Dios, qué felicidad, sin probadores, sin tener que ir ni buscar, ni pensar, ni soportar esa música de mierda que les ha dao por pinchar en todas las tiendas...)

Coincido también con el arreglo. Uñas de los pies (no sé por qué, pero me chifla llevarlas pintadas) y raya del ojo. Hala, listo. El pelo me lo tiño en casa cada tres, cuatro meses, o cuando me acuerdo. No me lo corto yo porque no sé, vaya. Antes me lo cortaba mi madre, que es mañosa. Qué tiempos!

Por cierto!! He encontrado en el Mercadona un tubito mágico de potingue que se come las espinillas. Magia. Pena no haber descubierto esto hace... 22 años o así???? Igual hay suerte y termino con el acné antes de los 40!!!!

Prima, en el Jerte no hay ni un cerezo con flor. Nos llovió más que en Asturias, tronca! Pasarlo lo pasamos pipa, eso sí. A ver si vosotros tenéis suerte!!!

Jejeje, Guaja y Mare, sabéis dónde estuve pateando y comiendo con el Trasto? En Hervás. Iba a llamar al Emperador para darle la sopresa... y resulta que me lo encuentro allí por la calle!!! Juas, la escojonación!!!!

Lo dicho, que ya estoy en casita!!

Kaken dijo...

Solo un apunte.
Katha, lo que cuentas de probadores con un peque yo lo he vivido con tres.
Tres.
Y es cosa mía y no se me ocurre quejarme, ni flores.
Y en el super y en el parque y en mil sitios, es lo que toca cuando se es madre.
No tenemos mérito por ser madres, tenemos una inmensa suerte que debemos disfrutar. Y yo lo intento.

Katha dijo...

Kaken,

Pues yo no sé como serán tus tres, pero no conoces al mío... Yo lo adoro, pero es innegable que es un trasto. No lo digo yo. Lo han dicho todas sus profesoras, que andan todo el día con niños. Las de la guarde y ahora las del cole: es el más inquieto que tienen en la clase. Te da una idea de lo que para mi pequeño: ni un segundo.
Y te equivocas, no me he quejado de mi peque, jamás lo haría, simplemente he constatado que ir de compras con él es misión imposible. Y conste que alguna vez hasta he salido victoriosa.

Kaken dijo...

En ese caso disculpa, Katha, lo habré interpretado mal.
El malentendido puede venir de que vemos las cosas desde puntos de vista muy diferentes.
Por ejemplo, para mí ser madre no es un trabajo, no lo considero tal, lo mismo que no considero trabajo mi relacción de pareja o cocinar para los amigos.
Un saludo, Katha.

Lenka dijo...

Katha, el día que veamos a un padre rendir lo mismo que rinden las madres será el día que dejemos de exigírnoslo a nosotras y empecemos a exigírselo a ellos. O bien el día que se lo permitamos (que también conozco a mujeres que siempre andan con la cantinela del "no, es que mi Pepe es un desastre, así que al nene lo tengo que bañar yo y darle de comer yo y cambiarle yo").

Quién nos exige atender más a los hijos nosotras? Me temo que nosotras. Y si nos lo exigen otros, tenemos dos opciones: no hacerlo, o bien hacerlo y apechugar con ello. Este tema va muy unido al tema de la casa. Quién nos exige tenerla impoluta? Me temo que nosotras, porque a mí nunca me lo ha exigido la policía, ni siquiera las vecinas o mi pareja. Y si osan exigírmelo, me parto de risa. Yo hago en casa lo que me apetece o bien lo que no me apetece pero me parece conveniente y útil hacer. Como digo siempre, planchar camisas no entra, porque no uso. El que las quiera planchadas, ya sabe lo que le queda por hacer. O planchárselas o llevarlas arrugadas, no es mi problema.

Con los niños es lo mismo, salvando las distancias. Los hombres se implican cuanto quieren o cuanto se les deja o exige. Si nadie dice ni pío y son comodones, no se implican un pijo, o sólo pa lo que les gusta. Pues una de dos, o la madre lo asume (porque lo consiente) o plantea exigencias. Pero es que mucho me temo que con esto de los hijos también damos muchas cosas por sentado. Y no debiéramos. Yo he tenido varias parejas y me gustaría tener hijos, pero no pienso tenerlos con alguien que no se comprometa en la misma medida que lo haga yo. Y eso no es negociable en absoluto.

Si algún día tengo hijos tendré el mismo derecho a cañas con las amigas que el padre de la criatura y el mismo deber que él a meterme en un supermercado con el chiquillo alborotando. De lo contrario no habrá hijos o me plantearé tenerlos yo y será mi responsabilidad, sólo mía.

Digo esto no como crítica hacia nadie, sino porque me tiene un poco flipada ese argumento (y lo oigo constantemente) de que "a las mujeres se nos exige más". Quién?? Y por qué a nosotras más que a ellos?? En base a qué ciencia pasa eso?? Por qué debo suponer que es inevitable?? Es que no me da la gana, mayormente.

Juan dijo...

Totalmente de acuerdo Lenka. Las cosas se tienen que poner claras desde el principio. Si el chico es de los que dicen que en casa sólo trabajan las mujeres y que los niños son de las madres, pues ya sabes lo que tienes que hacer con él....mandarlo a......

Y si no haces eso y prefieres ser su esclava, después no te quejes de tu elección. Has elegido autoesclavizarte. Y no me vale lo de estar enamorada, lo siento. Un amor que esclaviza no es amor.

¿Y de qué ha salido esto si la entrada era de cremas?. Jajajajajajajaja

Kaken dijo...

Totalmente de acuerdo,Lenka.
Hay que darse cuenta de que las mujeres ya somos libres de elegir, de negociar y también hemos de ser conscientes de que la contrapartida es asumir.
Y asumir no significa "lo hago pero me quejo".O "lo hago y culpabilizo a todo el mundo".

Es lo que tiene lo de ser libres ;-).

Kaken dijo...

Jajjajaa, Juan, sal de mi cabezaaa¡¡¡

Juan dijo...

Palabrita del niño Jesús que no nos hemos copiado Kaken y yo.

Lenka dijo...

No, no creo que os copiéis. Lo que sí creo es que estaréis de acuerdo en estas cosas. Amos, digo yo. Por aquello de... tener tres hijos en común y tal?????

XD

Nada, aquí ya pasa como en el foro: se empieza hablando de una cosa y se termina sabe dios cómo. Un clásico!!!

Para seguir liándola (y dado que mis vecinos están gritándose como cada día mientras su bebé llora) me hago yo la siguiente pregunta. La peña se sienta a charlar del tema "hijos" y debate pros y contras, y da puntos de vista y explica qué le parece tenerlos o no, y se sincera, y deja las cosas claras y llega (o no llega) a un acuerdo razonable... o, tal y como yo llevo tiempo sospechando, los tienen porque sí, porque toca, porque llegaron o por cualquier otra razón "de peso y enjundia"??

Cómo puede ser que (salvo embarazo inesperado, claro) una pareja no se siente a "planificar" ciertas cosas básicas?? Sí, vale, aunque luego nada salga como uno pensaba y haya que aprenderlo todo sobre la marcha. Es más, es que lo lógico sería que, aun tratándose de embarazo no buscado, una pareja que decida tirar palante se sentara a charlar largo y tendido sobre lo que viene y cómo afrontarlo.

Sigo teniendo la sensación de que montones de parejas invierten más tiempo discutiendo si la tele de plasma o las vacaciones en Cancún que discutiendo sobre la educación de sus hijos.

Pero bueno, esto sería para otra entrada. Quién se anima?? Es que yo ya tengo una apalabrada (que saldrá mañana, lo juro!) y se me acumula el trabajo, jajaja.

(Lo que queda claro es que las cremas de belleza no dan mucho más de sí)

Lo olvidaba: LA PITIRIASIS IS BACK!!!! Lo sabía, lo sabía!! Esto me pasa por mentarla!!! XD

Juan dijo...

A mí también me da esa sensación Lenka. Creo que hay parejas que tienen hijos porque los tienen que tener y punto. No piensan porqué ni para qué. Se supone que hay que ser padre o madre si no tu vida está vacía, incompleta.

Y después pasa lo que pasa. Se quieren mucho, sí, pero el amor no garantiza una buena educación (aunque sea un principio ineludible).

Sí, da para una entrada....y cien más, jajajajaja.

Kaken dijo...

"Sigo teniendo la sensación de que montones de parejas invierten más tiempo discutiendo si la tele de plasma o las vacaciones en Cancún que discutiendo sobre la educación de sus hijos."

Yo tengo esa misma sensación, sip.
No hay más que ver que hay botellones con niños desde 12 años, que un altísimo porcentaje de niños pasan la tarde solos en casa, que unos 130.000 quieren dejar los estudios y mil cosas más.

Pienso que la mayoría de los padres en los últimos 20 años han tratado a sus hijos como a mascotas, más que adoptar el papel que les corresponde de educadores.
Les dotan de todo lo material, pero no les transmiten valores. Cuidado, que la palabra "valores" no significa un valor concreto, si no lo que es, un conjunto de normas, de orientaciones en el sentido que sea para que sean ellos mismos y sepan aprovechar sus capacidades para ser adultos independientes y felices.

Sigo pensando que sería necesario opositar para tener derecho a traer hijos al mundo.
Y yo la primera.

Katha dijo...

Buenas,

Ayer andaba de muy mala leche... hoy no es que la tenga muy buena, pero algo mejor que la de ayer sí.

Obviamente no considero ser madre como un trabajo. Debería haber empleado la palabra "papel". Ya dije que mi trasto es mi alegría.

¡Ay, Lenka! Teoría, mucha teoría sobre el reparto... la práctica es otra. Cuando te toque ya me la contarás.
A ver, los hombres de hoy en día sí hacen cosas de casa, sí se ocupan algo de sus hijos, la cosa no es como antes, pero a la hora de la verdad, la que se levanta por las noches es la madre, la que lleva y recoje a los peques del cole suele ser la madre, la madre es la que se ocupa del peque (parque, comida, ropa, aseo, enfermedades...) El padre juega con él, lo saca un ratillo. Los niños adoran a sus padres porque el ratillo que están con ellos es principalmente para jugar.

Lo de que hay gente que tiene niños porque sí, porque toca, seguro. Mi peque fue deseado, buscado, es amado y desde luego pongo ahínco en educarlo.

No es que yo ande quejándome de lo que hago en casa, sí tal vez eche en falta algo de compresión. Y la casa de impoluta nada, más bien patas arriba. Pero el tiempo, y el cuerpo, me dan para lo que me dan. Estoy aprendiendo a no mirar el montón de ropa a planchar, o el de la ropa a lavar. No puedo hacer más.

Tengo una compañera que siempre me recuerda que a los padres no les pasan las mismas cosas que a las madres: no les salen eczemas en la cara ni en las manos, no les duele la espalda, no tienen estrés... Lo dice ella que tiene una chica que le hace las cosas de la casa y le lleva los niños al cole. Ella es la que siempre dice que en la próxima vida millonario con o.

Lenka dijo...

"¡Ay, Lenka! Teoría, mucha teoría sobre el reparto... la práctica es otra. Cuando te toque ya me la contarás".

No te quepa duda que te lo contaré. Mira, no es que pretenda ponerme chula ni ir de sobrada, pero es que estoy un poco cansada de oír cómo docenas de mujeres me sueltan el "ya me contarás" aplicado a los temas más peregrinos.

Primero fue respecto a que las tías no sabemos follar sin amor, y cuando lo hacemos sufrimos como perras. "Ya me lo contarás", decían. Pues mira, sí, lo conté. Pude follar sin amor lo que me dio la gana y más, y sólo sufrí en las dos ocasiones en las que resultó que me enamoré, ergo ya no era follar sin amor, verdad? En las otras tropecientas todo fue de maravilla.

"Ya me lo dirás, ya" me dijeron cuando se empeñaron en que acabaría usando falditas y tacones. Me lo dijeron respecto a que me casaría como hace todo el mundo y tendría mi super día chachi con mi super vestidito de reina de la fiesta. Y ni uso faldas, ni tacones, ni me casé, ni tengo la menor intención de hacer nada de eso.

Estoy cansadita del "ya me lo dirás" porque implica que al final TODOS somos exactamente iguales, tragamos las mismas cosas, necesitamos lo mismo, buscamos lo mismo, queremos lo mismo, nos gusta lo mismo y funcionamos exactamente igual, como hechos en serie, y todo basado en argumentos de tal enjundia como "las cosas son así", "las tías somos así" o "los tíos son asá".

Resulta que toda tía es incapaz de follar sin amor, tiene miedo a las motos, adora ir de compras, quiere un novio fino y arregladito, disfruta con las pelis románticas, sueña con un anillo de boda, tiene instinto maternal y terminará ocupándose sí o sí de la casa y de los niños.

Pues no. Yo puedo follar sin amor, me vuelven loca las motos, detesto ir de compras, me ponen los tíos desgreñados en vaqueros y con pinta de perroflautas (el rollo traje corbata me baja la libido a nivel de deshielo), me asquean las pelis románticas, no soporto las bodas ni los anillos ni los vestiditos de novia, el instinto maternal me lo pongo con interrogantes múltiples y no, no me ocupo de la casa, ni plancho, ni tolero hacer más tareas que mi pareja ni pienso tolerar dedicarle a mi hijo (si lo tengo) más tiempo y atención del que le dedique su padre, salvo que termine siendo madre soltera.

Lenka dijo...

A la hora de la verdad, y esto te lo garantizo, por la noche se levantará el que le toque, al cole le llevará quien pille más cerca o disponible (y no descartes que sea siempre el padre si cuadra así), y eso mismo se hará con todo lo demás. Con TODO. La cosa va a depender exclusivamente de horarios, de que uno de los dos no esté enfermo en ese momento, únicamente de las circunstancias que se den para cada actividad. Si mi pareja está de noches esta semana es obvio que me levantaré yo, porque él ni estará en casa. Cuando esté en otro turno ya te digo yo quién se va a levantar.

Así van a ser las cosas porque de ningún modo pienso tener hijos con alguien que no tenga eso perfectamente asumido. Es que no tendría ni siquiera mascotas sin tener esas bases bien claras. Chato, si yo llego de currar a las nueve de la mañana aprovecho y saco a la perra de paseo, pero no cuentes con que haré la compra y la comida. Es más, es que me levantaré a las dos a mesa puesta, como haces tú cuando el caso es al revés.

Así es como funcionan las cosas en mi casa y con mi pareja, y está completamente claro y asumido por ambas partes. Es que ni a él ni a mí se nos ocurre que la cosa pueda ser de otro modo. Es que yo no tengo ni más instinto ni más vocación ni más habilidad ni más obligación que mi pareja para criar niños. Ni más ni menos de nada, lo mismo exactamente. Por ser una mujer no significa que haya nacido con el chip de la maternidad implantado ni con conocimientos especiales de serie. Un cuerno. Ni siquiera con más paciencia o más ganas.

Así es como van a ser las cosas porque es lo lógico, porque así lo entendemos ambos y porque nadie (absolutamente nadie) me va a convencer de que tiene que ser o puede ser de otro modo. A la hora de la verdad yo NO transijo con nada que no desee. Para muestra un botón: mi abuela me amenazó una vez con dejar de hablarme si no me casaba de blanco. Te puedo garantizar que sigo sin casarme, que no me casaré y llevo varios años viviendo en pecado. No sé si eso le sigue quitando el sueño, lo que sé es que me habla, nuestra relación sigue siendo estupenda y a ella no le ha quedado otra que asumir que mi vida es mía y la vivo como me da la gana. Y que si alguien que asegura quererme me pone condiciones para ese amor, se puede ir mucho pal carajo sea mi abuela, mi madre o el padre de mis hijos.

A la hora de la verdad las cosas son como uno acepta que sean. Si no las acepta, ya sabe lo que le queda por hacer. Desde luego yo en mi próxima vida espero seguir siendo lo que sea, pero con A. Me va de lujo así, francamente.

He dicho!!!!
(Perdón por la vehemencia, pero es que este tema me subleva!!!!)

Katha dijo...

No te mosquees...

Te decía el "ya me contarás" porque tengo mucha gente a mi alrededor, veo y oigo. Gente con más y menos pelas. Gente que vive "in the guetto" y gente que vive en barrios "chic" y a los que una casa de 180m^2 se les queda pequeña. En casi todos los casos es la madre la que se encarga de los niños, o todo lo más la madre con ayuda de la chica.

Tema horario de trabajo. Es la madre la que suele buscarse las cosquillas para adaptar su horario al de los niños. El padre pocas veces puede...

Cierto es, que excepciones haberlas haylas y también que ha habido alguna madre que le ha puesto los puntos sobre las ies al padre (ahí es donde te veo yo a ti ;-) )
Pero por tendencia, cuando nace el peque le harán caso, le cambiarán algún pañal, le bañaran y... según vaya pasando el tiempo, pasarán sólo a jugar y el resto, si pueden delegar, mejor que mejor.

Sobre las pelis románticas... Chica, prefiero la imaginación a un tostón televisivo con unos guiones que no hay quien se los trague.
Las faldas cortas no me resultan cómodas y además me sientan fatal con mis "patas de elefante". Donde estén unos pantalones, si son anchitos mejor... Prefiero un millón de veces los mocasines o unas alpargatas a unos tacones.

En cuanto a lo otro, lo siento, yo me apunto al amor. Puede que en el mundo actual sea un error, pero cada cual es como es.

CHAO

PD: Cuéntame, cuéntame, a ver si me aplico el cuento ;-)

Lenka dijo...

Buf, Katha, es que no sabría cómo contarte ni de dónde sale todo eso exactamente. Sé de dónde sale la idea preconcebida de que nosotras tenemos la obligación de dedicar más tiempo a los niños y sé cómo esa idea (compartida por hombres y mujeres) es la que favorece que pase precisamente eso: mujeres que se sienten más obligas a y hombres que se sienten menos obligados a.

Y pasa lo de siempre. Por qué los tíos actúan así? Porque pueden. Porque la sociedad lo comprende y lo tolera. Y como no paro de repetir que la sociedad no es un ente, somos nosotros, y pa más narices media sociedad (o más) somos TÍAS... qué conclusión sacamos de esto? Que o bien nos gusta (en general) que así sean las cosas, o bien lo que nos pone es tragar pa luego quejarnos, o bien nos faltan ovarios pa decir "no". O, seguramente, es una mezcla de las tres cosas.

A mí me parece sensacional que algunas tías encuentren que así debe ser. Perfecto. Me revientan las que luego se quejan (ya sé que tú no lo has hecho) porque encuentro que NO tienen razones para ello. Ejemplo: no soportas a los tíos que beben y te casas con un borracho? Toma pol saco. Así, en crudo y sin pelar. Toma pol saco, colega, o espabila y divórciate. Porque si tragas, tragas. O te compensa por algo o eres boba de remate. O lo que te chifla es ir de mártir y ganarte el cielo. Suena brusco, pero no logro verlo de otro modo.

Y me revienta también que la inmensa mayoría de las que o bien aceptan felizmente las cosas o bien tragan y se lamentan (pero tragan) se pasen la vida dándonos lecciones a las que decimos que nones. Aquí tampoco te incluyo, desde luego, pero las hay a cientos. Yo también veo y escucho. Y me salgo de mis casillas. "No, es que tú vas de... no, ya me lo dirás... sí, sí, eso lo decía yo también... no, claro, tú lo tienes fácil porque tu hombre no es así".

Hay que tocarse las narices!! No, es que yo no voy de nada, yo hago las cosas como las quiero hacer. Y si tú no sabes, no puedes o no tienes pelotas, o te rendiste, no es mi problema. Y tampoco lo es si te arrimaste a un trepa, un consentido o un imbécil. Haber buscao mejor. Yo también tuve de esos. Una de mis amigas pasó montones de años sin pareja y con el mundo entero dándole la brasa con que si se le iba a pasar el arroz y mongoladas por el estilo. Ya sabes, mirándola con cara de pena como si no tener novio fuera una desgracia insuperable. Qué más da si eres inteligente, brillante, curiosa, buena persona, sabia, divertida, culta, hasta guapa pa más cojones...?? No tienes novio, eres una fracasada y das pena. Pa empezar dando por sentado que TIENES que tener pareja. Como si fuera impensable otra realidad. Es que hay gente que quiere estar sola, de hecho. Y gente que, aunque no lo quiere especialmente, es muy mirada. Mi amiga siempre decía que seguramente tenía el listón muy alto, pero que no le daba la real gana de bajarlo. No lo bajó e hizo muy bien. Sin duda. Y a mí nunca me fueron mejor las cosas que cuando le eché narices y lo subí tres palmos.

Lenka dijo...

Lo que me revienta es la gente que se queja pero traga y se excusa en el "así son las cosas, no se puede hacer nada, tú hablas mucho pero luego ya verás cómo tengo yo razón". No, lo siento. Que se excusen en lo que quieran si así se sienten mejor, pero los que nos salimos del "es así" lo hacemos a conciencia y creo que demostramos que sí que se puede. Que muchos prefieren negarlo y decir "bah, es que ha tenido suerte"? Peor pa ellos. Pero yo no tengo por qué tragarme las frustraciones de nadie sólo porque ellos se empeñan en que no se puede. Sí que se puede. Y en temas así, las que claman y claman que no se puede me suenan mucho a zancadilla. A "yo no pude y ojalá tú tampoco". Y me cabrea.

Termino: no se trata de poner a los tíos los puntos sobre las íes. Se trata más bien de procurar encontrar tíos que tengan esos puntos ya puestos. Que tengan meridianamente claro que sus obligaciones son las mismas que las nuestras. Eso lo facilita todo mucho. Ahora bien, esos tíos escasean tanto como las tías que lo tienen claro. Igual ese es el problema. Que mientras ellas suspiren con los ojos en blanco pero sigan transigiendo, ellos seguirán rascándose las pelotas a dos manos.

Katha dijo...

Pues, el kit de la cuestión es que ellos tienen la noción de que hacen tanto o más que tú. De lo cual están absolutamente convencidos.

Katha dijo...

Por cierto, pregunta de pringes: ¿Alguien ha utilizado alguna vez henna?

Mis canas y yo nos hemos teñido 3 veces en los últimos 2 años. Las dos primeras con tinte tono sobre tono (sin amoniaco) y el olor al lavarse el pelo se me hacía difícilmente soportable.
La 3ª vez compré uno de L'Oreal, de esos de teñirse en casa y he de reconocer que, aunque destiñió y tanto la parte de la almohada como la toalla de secarme sufrieron la cuita, al lavarme el pelo el olor no era tan desagradable como en las ocasiones anteriores.
La duda ahora es utilizar henna. Por aquello de ser "natural", que lo natural vende. Pero no se puede utilizar henna sobre pelo teñido, ni teñir un pelo tratado con henna.
Y claro, tras un montón de meses sin teñirme, como la henna sea un desastre y tenga que dejarme el pelo tipo mili... Para lo cual una ya no tiene edad, que me voy, quieras que no, acercando a los 40, y el paso de los años ha dejado huella...

Pues eso, ¿alguien me cuenta su experiencia, por favor?

Gracias

Lenka dijo...

Yo no conozco el tema de la henna, pero creo que sí que es un poco lío y que luego no puedes echarte otra cosa encima. De todos modos seguro que por internet pones "henna" y te sale una tesis doctoral, jajaja!!!

Sobre eso de que los tíos están convencidos de hacer más que ellas... mira, no lo dudo, pero es fácilmente demostrable. Como grabar a alguien pa que admita que ronca. A terca no me gana nadie, y soy muy capaz de perseguir a un tío 24 horas pa que vea cuánto hace. O más fácil: deja tú dos o tres días de hacer lo que haces normalmente. Así, en plan vacaciones. Cuando no haya leche, ni la comida hecha, ni ropa limpia ni planchada, los baños den asco, etc, etc, verás si nota o no la de cosas que de repente no se hicieron solas. A lo mejor es de los que se piensa que sacando la basura ya iguala todo lo que haces tú. Cuando en tres días lo único que se haya hecho es esa parte, sacar la basura, y todo lo demás sea un caos, que te explique cómo coño es posible que, con lo que él trabaja en casa, se haya ido todo al garete pa tres días de vagancia que te das pasando de tus cuatro chorraditas.

Katha dijo...

¡Ja, ja, ja!
Esa estrategia es antigua y ampliamente utilizada ;-)

Ayer anduve echando un ojo sobre lo de la henna. Opiniones hay de todos los colores, ya sabes. Al parecer han sacado una versión en crema en la que no tienes que andar haciendo la mezcla, que es lo más engorroso. Las 3 veces me lo he teñido en la pelu, porque yo soy un poco patosa para estas cosas (muy patosa, diría yo). En la última pelu, de barrio, diminuta, la señora me dijo que ella sólo tenía tintes con amoniaco, pero que si le traía el tinte no le importaba, me lo daba y punto. Lo cierto es que yo prefiero llevar por ejemplo mi champú, cosa que en otras pelus ni en broma. No lo hago por no pagarles la cuota de su champú, es que los champús que utilizan me dan unos picores...
En fin, no sé lo que haré. Creo que seguiré con mis canas otra temporadita, porque no aguanto el olor del pelo tras lavártelo si llevas tinte. Y eso el de sin amoniaco. Eso sí necesito un corte porque no hay manera de peinarse mis pelos de loca. Es que voy a la pelu sólo en vacaciones. Cuando consigo que alguien se quede un ratito con mi pequeño trasto. Te puedes imaginar lo mucho que cuido yo mi pelo. ¡Ja! Risa em dan los anuncios de champús, mascarillas, tratamientos. Oiga, me lavo el pelo correindo, me envuelvo la toalla mientras me visto o lo que sea, hago como que me peino y salgo disparada. Me temo qeu no tengo tiempo de mirar si mis puntas están debilitadas o lacias. Todo lo más lo mucho qeu se me cae el pelo por los rastros que quedan en la bañera.

¡Que me enrolloooooooo!

Lenka dijo...

Vale, pero hasta dónde has llevado la estrategia? Porque todas mis amigas me dicen lo mismo, y que no, imposible, que la casa parece una piara y al final les toca a ellas limpiar todo el desastre acumulado, así que no les compensa. Pero no, es que hay que cruzarse de brazos hasta que venga sanidad. Es una cuestión de cojones, sin más. Yo es que no sé si soy más terca que una mula o más orgullosa que la madre que me parió, pero te aseguro que si doy con un penco que se rasca las bolas dejo que la casa se caiga de pura mierda abajo. Es más, es que si el tío no entra en razón y la cosa temina siendo insalubre, te juro por mis muertos que me largo de casa. Tal cual. Me largo con mi madre, a un hotel, a una pensión o a casa de un amigo. Es que me da igual. No sé, yo pa las negociaciones es que soy muy pero que muy borrica y las llevo hasta el final, precisamente porque fui blanda otras veces con otros tíos y no me molaba nada cómo me sentía. Así que no, gracias, ni claudico ni estoy dispuesta a tragar ciertas historias porque me cabrean. Y como pretendo vivir feliz y no cabreada, paso. Me da igual si le parezco extremista a la gente. Hay cosas que son negociables y una de ellas es que yo (por tener chichi) tenga que limpiar más o dedicarle más tiempo a un hijo que una persona con polla. Lo siento, pero no. Antes me largo y me aseguro de que toda la mierda que limpie o no limpie a partir de entonces sea exclusivamente mía y por tanto mi problema. Y te aseguro que no vuelvo mientras las cosas no queden muy claritas y hasta por escrito si es menester. El primer paso, por descontado, es que la porquería del estado de sitio se limpia al 50%. Y así para los restos. Es lo que hay.

Oye, has probado el tinte del Mercadona? Tienen dos versiones, "coloración permanente" y "tono sobre tono" (o algo así), así que me figuro que uno es con y otro sin amoníaco, pero siempre tienen ambos en la misma gama de colorines. Yo, que soy un desastre total, no me fijé al principio, iba directa a por el color y me los estuve echando de los dos tipos indistintamente y uno sobre otro, a lo loco. Ni el menor problema (aunque es cierto que podría echarme aguarrás en el pellejo y no pasaría nada, mayormente). El caso es que son buenos, baratos, tienen colores monísimos y no huelen mal, ninguno de los dos tipos. Yo tampoco soporto el pestazo de los tintes, pero estos no me parece que huelan mal. El permanente huele un poco más fuerte, eso sí, pero a mí la verdad no me huele mal ninguno de ellos. Claro, irá también en sensibilidades de cada uno, digo yo. Si no los has probado, míratelos, a ver. Molan.

Juan dijo...

Pos tienes razón Lenka. No eres ni borrica ni extremista.

Hay mujeres a las que jamás les sucederá que un hombre no haga ni el huevo en casa y ellas trabajen fuera sus ocho horas y otras tantas en casa. Y hay otras que les sucederá con cualquier hombre con el que se encuentren.

La diferencia radica en que unas son consentidoras y otras no.

Muchos hombres son muy cómodos y tienen muy claro que en casa no trabajan ellos. ¿A que tipo de mujeres se acercarán?. A las consentidoras. Y te aseguro que los hombres llevamos de serie un radar que localiza consentidoras.

Nunca comprenderé a la mártir que está siempre quejándose del marido y no hace nada para remediarlo. Nada. Sólo quejarse y llorar.

Una frase: el que se queja no actúa y el que actúa, no se queja.

Lenka dijo...

No sé, Juan, yo es que lo veo con mucha claridad. Las personas nos acostumbramos rapidito a toda aquella situación que nos resulta cómoda y no nos exige esfuerzo. Muchos tíos es que ya no hacían ni el huevo en su casa, porque pa eso estaba su santa madre o sus hermanas. En cuántas casas era más que típico que ni el padre ni los varones hicieran NADA mientras madre e hijas les servían?? Cuántas chicas que osaron quejarse oyeron de sus propias madres aquello de: "habiendo mujeres en casa no lo van a hacer ellos"?

Pero esa milonga que les contaron a aquellas mujeres y que ellas llegaron a creerse sabemos hoy día de sobra que no tiene sentido, ni lógica, ni base científica, ni es justa. Yo no engo la menor obligación por ser tía de hacerle la cama a mi hermano (pedazo de tío de metro noventa y con dos manos bien hermosas) ni por supuesto tengo obligación de plancharle camisas a mi marido. Si no quiero, claro. Y no quiero. Y por eso no lo hago. Entiendo que si otras lo hacen es porque quieren. Pero claro, entonces no entiendo que se quejen. Yo no me quejo de lo que quiero hacer.

Esos tíos, que ya vienen malcriados de casa, normalmente pretenden seguir con ese esquema. Unos porque lo ven normal y otros porque, aunque les da de sobra la cabeza pa saber que no lo es, mientras les cuele... ancha es Castilla. Pero ni están incapacitaos, ni les falta un gen, ni gaitas. Se aprovechan de la situación favorable, y punto.

Por qué hoy día sigue habiendo mujeres que no saben ir al banco solas (menos mal que cada vez son menos) ni resolver el más sencillo trámite? Porque hay cosas que se consideran de hombres y las hacen ellos. Ahí ellos consienten que sus parejas pasen de ciertas cosas, o que jamás aprendan a hacerlas por sí mismas. Y tampoco a nosotras nos falta ningún gen, conste. Si encima a la tipa le parece más cómodo... pues lo mismo, ancha es Castilla y esto ya lo resolverá mi Pepe.

Cada cual que asuma qué consiente y qué no.

Kaken dijo...

Exacto, Lenka,la queja sobra siempre.
Sencillamente porque somos libres de elegir y tenemos "lo que nos merecemos". es decir, lo que nos buscamos, consentimos o asumimos.
El que se queja a pesar de todo, es que no asume, no negocia, no lucha y es egoísta por naturaleza aunque trabaje como un burro porque pretende culpabilizar a los demás de su situación.Y manipularlos.

No puedo con gente así, a pesar de haberlo sido yo misma hace tiempo, o puede que por eso mismo lo tenga tan claro.

Hay distintos modos y maneras de madurar, a cada cual le toca el turno y la forma que su propia vida le haya presentado, y se puede y se debe ser comprensivo con los diferentes periodos de evolución personal.
Pero hay personas que se INSTALAN en la queja, en no querer buscar soluciones, en cargarlo todo a los demás, que piensan que lo que les pasa a ellos les va a pasar a los demás y lo van a llevar aún peor y les darán la razón....¡¡no puedo con ello¡¡¡

Con este tipo de personas pierdo los papeles y me cabreo, aunque procuro que no sea mucho, ya que el mosqueo me perjudica sólo a mí.
Ellos ya se encargarán de echar balones fuera....son especialistas.

´´Saray´´ dijo...

Pues ya pueden funcionar esas cremitas con el precio que tienen :)
La verdad es que por lo que has contado tu madre se nota muy buena gente.
La celulitis se elimina casi por completo haciendo powerplate y las estrías poniéndose rosa mosqueta que la venden en cualquier farmacia o tienda de remedios naturales.

Lenka dijo...

Kaken, es que casi nadie se libra de haber sido un poco o un mucho así en algún momento. Yo lo fui, fui muy lánguida, muy triste, muy encabronada con el mundo. Y un día descubrí que yo misma me daba una grima espantosa y que... dios santo, qué vergüenza que otros tuvieran que aguantármelo!!! Así que cambié. Y procuro mantener siempre ese cambio, por si las moscas. No sé si para ti es ya automático y definitivo, para mí es lucha diaria, lo admito. Y me sirve de refuerzo cada vez que doy con algún pupas. Pienso que no deseo ser así de cansina nunca más. Por eso me revienta mucho cuando la gente se empecina en el "no puedo". Coño que si se puede. Yes, we can. Cuesta, pero se puede. No es excusa. Se puede TODO.

Bienvenida, Saray!! Ay, sí remedios, lo sé. Pero es que hay ciertas cosas que son una condena. Seguro que podría quitarme la celulitis con horas de gimnasio, pero volvería. Volvería porque hay genes que intervienen en eso. Por eso hay mujeres que NO la tienen y punto. Yo he dado masajes a chicas de 100 kilos y a señoras de 80 años sin un gramo de ella, y a chicas de 18 y 50 kilos que estaban llenas.

Requiere esfuerzo, inversión de tiempo y de pasta. Y yo no estoy dispuesta, al menos por el momento. Ahora mismo no tengo ni uno ni otro, juas. Paso. La celulitis no me preocupa. Ni las estrías. Están ahí, son parte de mi cuerpo, no es que me parezcan bellas pero tampoco me ofenden ni me trauman. Al que no le gusten, ya sabe lo que le queda.

Katha dijo...

Hola a todas,

Ya ando de vuelta...

Gracias por lo de los tintes, pero el Mercadona me pilla fatal.
De momento voy con mis canas al viento y sin complejos ;-)
He hecho un pacto conmigo misma: aprender a valorarme un poquitín, aunque sólo sea un poco. Siempre ando echándome por tierra en todo (lo puedes añadir a tus síndromes ;-) ), y no es plan de seguir así.
Con 18 y 50 y pocos kilos, como bien dices, ya tenía celulitis, estrías y de "too", oiga. Veinte años más tarde, embarazo y unos cuantos engordes y adelgazadas por medio, te puedes imaginar como anda el cuerpo. No tengo tiempo para fijarme después de la ducha. He llegado a andar acomplejada por estrías, celulitis, flacidez... Pero lo que hace el no tener tiempo "para tonterías". Este año las "luciré", es un decir, en la playa junto a las venas que me salieron en el embarazo. Esa última parte es la que peor llevo, por los dolores de piernas que conllevan.

Ah, y por supuesto que la casa "no me la como yo", pero sigo sin dar para todo.

CHAO

Lenka dijo...

Desde luego que te tienes que valorar, y desde luego que no das para todo. Nadie da para todo. Igual te parece que sí, pero no. Hay gente que presume de ello siempre, pero dudo que sea cierto. Seguro, casi seguro que están sacrificando algo. Algo que quizá tú no querrías perderte ni loca. Es cuestión de prioridades. Hay peña que por lucir tremendo cuerpazo no abre un libro en su vida, o quita tiempo de estar con amigos. O de estar con sus hijos. Hay gente que por tener la casa impoluta no recuerda qué es dar un paseo, una tarde de playa, una comida con sobremesa eterna o un achuchón parejil. Cada cual debe decidir qué prioriza, a qué le da más valor. En mi caso, lo admito, la casa siempre se queda la última!

Ay, el cuerpo. A quién le gusta el suyo realmente? Y cómo nos va a gustar, si no paran de recordarnos que damos asco? Si no hay palabra que oigamos más que "imperfecciones"? Si todo es feo, antiestético y horrible?? Es un coñazo insufrible. Y, encima, es mentira. He dado muchos masajes, muchísimos. He visto cuerpos de todo tipo. Ninguno es perfecto, pero te aseguro que todos son hermosos. TODOS, lo afirmo. El cuerpo de una deportista bien entrenada, el de una anciana cubierta de venitas y arrugas, el del señor panzudo de piernas largas... es un mundo, y todos son bellos nos digan lo que nos digan. He visto estrías, celulitis, arrugas, cicatrices, marcas de nacimiento, lunares... todo forma parte del cuerpo que las luce, de su herencia genética y de su vida. Y es que, además, el señor guapo está calvo, y la anciana no tiene un gramo de grasa, la chica regordeta tiene la piel más preciosa que haya visto nunca, la modelo tiene unos pies enormes, el nadador una cicatriz que le cruza todo el pecho... imperfecciones? Ya ves. Yo no lo veo así. Son sólo marcas con su historia. No he visto dos cuerpos iguales, pero todos me parecen bonitos.

Si de mí dependiera, prohibiría la publicidad sobre cosméticos. Hala, al cuerno. De momento lo único que podemos hacer es decidir si le hacemos caso o no.

Por cierto, me encantan las mujeres con canas. Yo también las llevo al viento. Es cierto que me tiño el pelo cada cuatro meses (o cuando me da la venada) porque me encanta un color que he descubierto, pero también es cierto que mis canas no se dejan teñir, juas.