viernes, 24 de diciembre de 2010

El manto de Yule


No importa si créeis, en qué creéis, cómo festejáis o qué os inspira. Sólo sentidlo y disfrutad. No olvidéis dar gracias, porque estos días suelen traer algún regalo. Y, los más importantes, no vienen envueltos en papel brillante.

Listo el acebo, las piñas, las velas, los dulces, los deseos, las manzanas, el caldero de cobre y el muérdago. Listos para renacer un año más si los dioses nos dejan.

Feliz Yule.

(Astures del mundo: no me digáis que no es nuestro Busgosu... )

5 comentarios:

Ines Valencia dijo...

Feliz, muy muy feliz. Que ese sea el regalo que todos tengamos repe.

Kaken dijo...

Exacto, los regalos más importantes no están envueltos en papel brillante, si no en afecto. Del bueno, del auténtico.
Buena celebración¡¡ Bes¡¡

Nebroa dijo...

:) feliz todo...

Juan dijo...

Te envío el regalo que más me gusta hacer y recibir: ¡¡¡un abrazo de oso muy grande¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Salud, amor y amistad. Un beso Len.

Marechek