miércoles, 25 de agosto de 2010

Dónde están los niños?


No sé qué pasa, pero en mi pequeño mundo sólo nacen niñas. Familiares, amigos, miembras del akelarre... todos engendran chiquillas!! Hay que irse pelín más lejos en la esfera para ver algún crío. A los vecinos de arriba, por ejemplo, cuyo churumbel nos está amargando la existencia con un correpasillos intempestivo y una afición preocupante por el arrastramiento de sillas. A Ele, la amiga de mi tía, que tras su tercera cola ha decidido rendirse y no seguir soñando en rosa. O a la Socia, que al otro lado del charco nos ha hecho un mochilero de quitarse el sombrero (de ala ancha, se entiende). Y oiga, poco más.

Como tengo asumido que mi hermano no esparcirá su semilla (nunca se sabe, pero lo veo poco factible), no me queda otra que ser tía postiza. Así que, por todo el morro, me considero tía de las niñas de mis amigas y, por supuesto, de las de mis primos. Y es que eso de ser prima segunda... pues no luce igual. Para estrenarme en el título me cayó una sobri del lado materno. Luego otra del paterno. Y ahora se nos viene encima una flamante hermana de la primera. Ya tiene incluso nombre. Sus padres, gente seria, no han dudado en contradecir los deseos expresos de su creativa primogénita en cuestiones onomásticas. Así que no, la criatura no se va a llamar "Pollo".

Enhorabuena, Gran Chu, Pequeña Chu y Mini Chu. Que llegue bien esa Mini-mini Chu. Y respira tranquilo, primo. Es nena, como tú querías. Los dioses han escuchado tu plegaria. "Qué queréis? Que me salga un guaje como era yo para volverme loco??" Pues va a ser que no. Pero ya te volverán loco igual, ya. Ya me lo dirás!

9 comentarios:

Luna dijo...

Buenas guapa!
Cachis yo que pense que con las vacaciones se te habia olvidado escribir, jajaaaaaj
Asi que ahora es epoca de niñas?
Cuando nacio el nuestro fueron todos niños.
Querer comprale ropa en cambio de temporada hay que estar en la tienda que quieras, esperando la dependienta cuelgue las novedades.
A los dos dias, de esa talla solo queda el sitio, ajajaajajaja
Lo del correpasillos a horas tempranas es culpa de los padres...
Este es muy madrugador, y procuro que no haga ruido, a pesar de que los vecinos de abajo son encantadores... pero me molesta que haga ruido innecesario!
Besos
Rosa

Sí es lo que parece dijo...

Y yo que tengo un sobrino y daria lo que fuese por tener una sobrina, hombre ahora que lo tratas, lo quieres y todo eso..., no lo vamos a cambiar :P Pero me encantan las niñas, me hacen mucha gracia. Son mini mamás :)

Y es cierto, me has hecho reflexionar y me he dado cuenta de que el 80% de mi entorno han tenido niñas.

Besos, se notaba tu falta

Juan dijo...

Sobrinos 8-sobrinas 2. Goleada para los chicos.

Según las estadísticas, nacen 106 niños por cada 100 niñas. Así que si hay pocas sobris/primas, sólo es cuestión de seguir tentando a la suerte.

Un abrazo.

Lenka dijo...

Hola, gente!!!

Pues sí, Luna, ando corta de tiempo. He vuelto a las opos, pero este finde me voy otra vez al pueblo de escapada. Es un no parar!!! En fin, ya casi no queda verano, no tardaré en quedarme quieta (y ese día juro que te llamo!!!)

Qué me vas a contar de padres? Hoy he visto en una terraza a cuatro adultos sometidos a las iras de una mosca muerta de menos de dos años. Parece ser que nadie podía contradecir sus deseos ni imponerse a sus rabietas. Ya ves. Cuatro adultos supuestamente racionales vapuleados por un cascajo balbuceante. Patético.

Síes, a mí me pasa lo contrario, que ya apetece un crío. Por variar, más que nada. Por equilibrar un poco y romper la estadística, jajajaja.

Costillo, en mi familia es al revés. Mis abuelos maternos: dos hijas, cero hijos. Los paternos: ocho hijas, tres hijos. La bisa: ocho hijas, un hijo. Nietos por un lado: dos y dos (empate!) Nietos por el otro: cinco chicos, ocho chicas. Bisnietos por ambos lados: tres niñas.

Jodó. Está claro que en mi clan nos imponemos nosotras. Sin duda!

Luna dijo...

Buenas guapa!
Lenka que quieres un niño, te presto a Dani unos dias, jajajajaja
Aunque mejor me voy contigo al pueblo, y dejo los ositos que descansen de mujer y madre, jajjaajajaj
Besos
Rosa

Sra de Zafón dijo...

Las moscas muertas creo que no tienen sexo, da igual que sean niñas que niños. La tontunez adulta tampoco tiene sexo. ¡Ayyy lo que se ve por las terrazas :-)!

En mi entorno todos, todos, niños, sólo una niña, 10 años, que es más cafre que todos los niños juntos. A los dos años mordía estrellas de mar, a los cuatro pescaba cangrejos y si le pinzaban les mordía...A los seis nadaba como una anguila, saltaba por las rocas como una cabra y pescaba agullas sin caña, sólo con una tanza y un anzuelo en el que colgaba trozos de sus bocadillos. A los 10, aunque parezca increíble, además de bucear y coger algún centollo ella solita, es el terror de las gaviotas. Se llama Sara, pero quiere que le llamamos Sarota desde un día que encontró unos pollos de gaviota y quiso tocarlos y estas fueron a atacarla y les montó una ...de flipar. Gritó muchísimo más agudo que las gaviotas, imitándolas en el grito y en el vuelo a ras de suelo :-) y... la dejaron en paz.

Eso en verano en invierno es una croqueta rebozada en barro. Es mi sobrina. Decir que jamás tuvo un catarro, no sabemos lo que son los mocos en esta niña, creemos que es sobrenatural :-)

Creo que debería escribir una entrada sobre ella :-)

Besos

Eli dijo...

Hola, guapa.
En mi mundo actual yo me he hecho miles de veces la misma pregunta que ilustra tu cabecera. Seis sobrinos, y sólo uno es un chico. De todas las amigas que conozco, las hijas ganan por goleada.
Y sin embargo yo vengo de una generación donde las niñas estábamos rifadas.
En mi casa éramos 3 niñas frente a cinco niños. Y en el instituto (la primera vez que asistí a clases mistas) era aún más desproporcionado: Ocho chicas en una clase de cuarenta y dos alumnos. Eso sí, jaja, nos trataban como a reinas :-)

En fin, que imagino que esto de la natalidad será cíclico, como los biorritmos, mis estados de ánimo, las estaciones o las catástrofes naturales ;-P

Lenka dijo...

Zafo, escribe sobre tu sobrina. Ya tardas. Y sí, está demostrado que a mayor cantidad de mugre sobre un niño menor cantidad de mocos, bacterias, virus y alergias. Mis primos, mi hermano y yo lo mismo le dábamos besos a una lagartija que nos rebozábamos con las ovejas del pueblo. Teníamos allí una vecina que nos daba la merienda mientras sus gallinas correteaban sobre la mesa. Achuchábamos a los perros sarnosos y nos llenábamos de pulgas hasta las cejas. Andábamos hechos un cristo, medio desollaos y llenos de churretes. Y aquí estamos. Da un poco de grima como se sobreprotege a los críos ahora, no?? Acabo de pasar otro finde en el pueblo y vengo atacá. Os cuento:

Cuatro o cinco enanos en la plaza. Grupo de madres en terracita del bar, a tres pasos. "Neneeeee, no cojas tierra" "Niiiños, no juguéis con el agua de la fuenteee!!" "Bájate de ahí, que te caes!!" "Aaaaay, que te vas a hacer daño!!!" "Estaos quietoooos" "Cariñito, no te mojes los zapaaaaatos". Y mi frase predilecta por estúpida: "ya te has manchao!!!!"

Joder, señoras, por el amor de dios. Desde cuándo los críos no pueden jugar con el agua de una fuente???? Qué pasa, que si se mojan encogen???? Amos, no me jodas. Pero cómo pueden ser tan petardas???? Merece la pena criarse en un pueblo pa eso????

Será que nuestros padres eran unos bárbaros, pero a nosotros no nos veían el pelo en tol verano. Sólo íbamos a casa a comer, a cenar (siempre tarde, claro) y a dormir. Del resto es que no dábamos explicaciones. Si llegabas con una rodilla despellejada, pues mala suerte. Y si llegabas rebozado en barro, pues a la bañera. A qué tanto drama? Los niños de ahora se rompen, o qué pasa?

Lo fascinante del asunto es que esas mismas mamis se tomaron a risa cuando la niñata de once años de una de ellas las mandó textualmente a la mierda por preguntarle no sé qué cosa (alguna impertinencia, consideró la mocosa), pero saltaban todas a una de la silla si uno de los pequeños se agachaba a coger un hierbajo del suelo. Definitivamente, nos hemos vuelto idiotas.

Escribe de tu sobri, Zafo, que la cosa promete!!

Lenka dijo...

Pues va a ser verdad que es cíclico, Eli. Porque si no, no se explica! De mi bisabuela decían que sólo sabía hacer mujeres. Ya ves, ocho seguidas. Cuando llegó el varón, mi bisabuelo le puso un apodo escojonante: "Tardeasoma".

XD