lunes, 21 de septiembre de 2009

Un insignificante paso para la humanidad...


... pero un gran paso para mí. Lo conseguí! Entré en la maldita bolsa de trabajo!!! Entre doscientos aspirantes!! Tenía esperanzas, porque al menos había logrado llegar hasta la entrevista personal, y ahí es donde siempre (cuando logro que me concedan tal privilegio) consigo venderme con una convicción pasmosa. De hecho, lo que más lamento de este mundo (por otra parte estupendo) de mails y facilidades es que todo se ha vuelto tremendamente aséptico e impersonal. Cómo decidir si alguien es apto o no para algo basándose únicamente en una foto de carnet y unos datos sobre el papel? Sí, perfecto, tiene tal formación y cual experiencia, pero cómo se puede saber si alguien tiene aplomo, ideas, ganas, energía, si apunta maneras, si se defiende bien, cuando ni siquiera le has mirado a la cara?

La mera noticia de que tenía derecho a esa entrevista, a esa demostración, me tenía encantada de la vida. Sabía que podía hacerlo, que tenía posibilidades. La oportunidad de charlar, opinar, debatir, dejar claro cuánto deseas ese trabajo, cuánto te apetece aprender, cómo estás dispuesta a darte y cuánto quieres aportar al proyecto no se refleja en ningún currículum, por detallado que sea. Tienen que verte y escucharte. Salí entusiasmada (y temblando!) de la prueba, con el cosquilleo en las orejas que te entra cuando alguien te mira a los ojos y dice: "nos has encantado. Nos gusta mucho cómo te expresas y la claridad de tus ideas". Tenía esperanzas, sí, pero también montones de dudas. Tantos aspirantes!! Pensaba, además, en lo frustrante que sería quedarse justo a la puerta. "Sí, nos has encantado, pero..." Era algo que no deseaba oír por nada del mundo.

Y salió bien!!! Un finde de los nervios, pero mereció la pena. No es un puesto fijo, vale, es una bolsa, cierto, contarán conmigo para ir tapando huecos, es verdad. Bailaré por los turnos, pringaré noches y festivos (fijo!), curraré seis días un mes y veintiocho otro. No tendré un horario establecido ni un sueldo exacto. Pero es una entidad fuerte, de hecho una de las más antiguas, establecidas, conocidas y sólidas del mundo. Del mundo! Y he conseguido meter la nariz en ella. Es un búho, al fin y al cabo!! Uno pequeño, uno que ni sabe cuánto tiempo se quedará ni si se quedará siquiera, pero aquí está por el momento. Es un búho pequeñajo e indeciso, pero un búho al fin y al cabo. Un búho estupendo!!!

Lo más increíble es que recuerdo cuando nos mudamos aquí, al Monte más Vil, y yo miraba hacia aquel lugar pensando en lo increíble que sería trabajar con ellos. Era casi como mirar a un oasis inalcanzable, a una fortaleza protegida con un muro que de ningún modo se podía atravesar. Bueno, hoy estoy dentro. Un poco más dentro, al menos. Han pasado once meses desde aquellas miradas que soñaban sin atreverse a creer. Y, al final, resultó que era posible. Sonó el teléfono!!! Y hoy todo está bien en el mejor de los mundos!!!!

14 comentarios:

Eli dijo...

En dos palabras, nena: Bien Merecido. Que ya era hora, caramba!

Mi más sincera enhorabuena, Lenka. Sí, a pesar de los turnos chungos y de ir tapando huecos. Porque lo importante es que ya estás ahí.
¡Y que dure!

Un besazo, preciosa.

Lenka dijo...

Gracias, Eli!!! Te juro que jamás pensé que conseguiría meter el cabezón en una entidad tan gorda, me parecía imposible!! Sobre todo teniendo en cuenta cómo está el patio. En once meses fisgoneando por la web en cuestión no había visto ni una sola oferta de empleo en mi provincia (ya está chungo normalmente así que calcula con la jodía crisis... nada de nada) De repente salen dos, me descartan en la primera y me eligen en la segunda!!!!

Lo flipante es que tengo más experiencia en el campo de la primera oferta, pero sigo diciendo que no hay nada como una entrevista cara a cara. Pude suplir mi desconocimiento del campo echándole ganas y funcionó. Y más flipante aún: mi lugar de trabajo está... detrás de mi calle!!!! En mi mismo barrio, a menos de dos minutos de mi portal!!! Es un chollo, sobre todo mientras me toque esto de estar disponible de un día para otro y en horarios diversos. Me lo facilita todo!!!!!!

En fin, eso, que estoy pletórica!!!

Guaja dijo...

¡Esa Lenka!!!!. No sabes como me alegro.
Ya tienes una patita dentro, y hoy en dia eso es mucho. Habra que salir a celebralo.

Cris dijo...

Lenka me alegro un montón. Lo importante hoy en días es estar dentro, y tu ya lo has conseguido.
Besos.

Jack dijo...

Ole prima.
Ojalá en poco y ná estés quejándote de tu nuevo curro, que como sabes es (ademáis de la sal de la vida) mil millones de mil veces mejor que quejarte de no tener.
Felisitasione.
:)

Lenka dijo...

Gracias pípol!!! Desde luego que hay que celebrarlo, contad con ello.

Y sí, prima, ya tenía yo ganas de empezar a quejarme del curro, porque tengo muy claro que el peor de ellos es mejor que ninguno. Por eso estaba decidida a seguir con los moritos aunque me costara la salú y allí que seguiría si no nos hubieran chapao el chiringo. Vive Dios.

Anónimo dijo...

Me alegro mucho Lenka.

Me dejas en ascuas sobre la entidad, pero entiendo que aquí no puedas dar ninguna pista.

Yo, al contrario, creo que siempre la fastidio en las entrevistas... Desastre que es una.

Saludos

Katha

Rogorn dijo...

¿Y a todo esto, de que te van a coger (con perdon de la expresion?)

Ya casi eres toda una burguesa. Norabue, jeje.

Lal dijo...

Miles de enhorabuenas!!!!

Lenka dijo...

Pues seré Educadora, fíjese qué lujo asiático!!! Y curraré con mujeres. Hasta aquí puedo leer, chicos. Cuando vaya haciendo cosas iré contando, y, aunque sea en clave, seguro que vais pillando de qué va. Fijo.

Rogorn dijo...

Vale. Tu pon fotos. Y video. Y lo que sea interesante, mwehehe.

Lenka dijo...

Haaaaala, fotos y vídeos!! A tomar por saco la confidencialidad!!!! Si es que tú oyes que voy a trabajar con mujeres y vete a saber lo que entiende tu mente perturbada!!!!!

;)

Anónimo dijo...

Eso se merece un brindis con champan... En breve.... (Hala, y hasta aquí puedo leer yo también)

Lenka dijo...

Un brindis con lo que sea, pero tendrás que identificarte porque yo nunca bebo con desconocidos!

;)